Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La rula de Avilés se obliga a cumplir los retos de desarrollo sostenible de la ONU

La lonja refuerza su estrategia de calidad con un planteamiento pionero: acreditar el cumplimiento de 8 objetivos de la Agenda 2030

Clientes en una pescadería de Avilés. Mara Villamuza

El 25 de septiembre de 2015, en el marco de la Organización de las Naciones Unidas, los líderes mundiales adoptaron un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Cada objetivo, en número de 17, tiene metas específicas que deben alcanzarse en los próximos 15 años. Y para lograrlo, la ONU recalcó que “cada cual tiene que hacer su parte: los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y todas las personas a título individual”. Fiel a ese espíritu de la llamada Agenda 2030, la rula de Avilés, la principal comercializadora de pescado de Asturias y una de las mayores del Cantábrico, se ha puesto manos a la obra y ultima un plan estratégico –más exactamente un refuerzo del que ya viene desarrollando desde hace años– que debe llevarla a acreditar que su actividad se enmarca en los parámetros de sostenibilidad para al menos ocho de los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) reflejados en la declaración de la ONU.

De este modo, la rula de Avilés se convierte en la primera de España que alinea su actividad con la Agenda 2030 y destaca en el sector por su compromiso ambiental, social y alimentario. El único precedente conocido en el sector pesquero español de compromiso con la Agenda 2030 es el de la flota atunera de altura, responsable del 8% de las capturas mundiales de atún; este colectivo se ha comprometido a luchar contra la violación de los derechos humanos –esclavitud a bordo, tráfico de personas o explotación infantil–, prácticas denunciadas a bordo de algunas flotas, principalmente asiáticas. Así mismo, y en línea con el ODS 14, los atuneros promueven la gestión sostenible de los stocks de atún tropical en los tres océanos en los que operan, así como la reducción del impacto ambiental de su actividad en el ecosistema marino.

La rula de Avilés se convierte en la primera de España que alinea su actividad con la Agenda 2030 y destaca en el sector por su compromiso ambiental, social y alimentario.

decoration

El gerente de la rula de Avilés, Ramón Álvarez, no oculta que en paralelo a la puesta en práctica de protocolos y sistemas de trabajo altamente exigentes para cumplir con ocho Objetivos de Desarrollo Sostenible existe un trasfondo de interés comercial: diferenciar el pescado comercializado en la lonja de Avilés mediante la potenciación de la marca de calidad ya existente “Pescado de confianza” y tratar de lograr que los consumidores finales valoren esos productos acreditados como merecedores de la máxima confianza. Esto, obviamente, también podría redundar en mejores precios en un mercado como el de la pesca donde los bienes son indiferenciados.

Los ocho ODS que la rula de Avilés toma como referencia para orientar su actividad son los siguientes: hambre cero, salud y bienestar, agua limpia, energía no contaminante, trabajo decente, innovación, consumo responsable y respeto a la vida submarina. Cada apartado, según el plan de la rula, tendrá su propio método de acreditación de cumplimiento, de modo que la voluntad de aplicar la Agenda 2030 no se quede meramente en una declaración de intenciones.

El plan estratégico alineado con los ODS en fase de elaboración implica, por ejemplo, donar el pescado retirado de la venta, convertirá la rula en un agente activo de la bolsa laboral pesquera para favorecer el relevo generacional de las tripulaciones, economizar agua y energía (que será 100 por ciento “verde”), extremar los controles sanitarios más allá de los requerimientos legales, gestionar con agentes especializados los residuos generados en la mar o fomentar hábitos alimentarios saludables entre las tripulaciones de los barcos, entre otras medidas a cual más singular.

Compartir el artículo

stats