Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP quiere levantar las alfombras de la Fundación Metal: “Algo raro pasa ahí”

Los populares ven “opacidad” institucional y critican la nueva derrama de dinero público para cubrir las deudas de un ente “que no rinde cuentas”

Por la izquierda, Esther Llamazares, Reyes Hurlé, Álvaro Queipo y Pedro de Rueda.

La reiteración de los problemas económicos que sufre la Fundación Metal, la “opacidad” que rodea a todo lo relacionado con el control de esa entidad y la necesidad de volver a inyectarle dinero público para sacarla a flote han encendido las alarmas en el PP asturiano, que ayer escenificó en Avilés su preocupación y anunció su intención de, como se suele decir, mirar debajo de las alfombras. “Ahí hay algo raro y queremos saber qué es”, manifestó el diputado regional y secretario regional del partido conservador, Álvaro Queipo.

El lugar elegido por el PP para expresar sus temores de que la gestión de la Fundación Metal sea negligente fue Avilés porque el Ayuntamiento, junto con el de Gijón y el Gobierno del Principado, es uno de los patronos de la institución que debe desembolsar dinero cuando afloran las deudas, como es el caso. “En un principio, el gobierno municipal avilesino comunicó a los miembros de la corporación que era perentorio poner 200.000 euros este año y 50.000 cada uno de los dos siguientes paras sanear las cuentas de la Fundación Metal. Ahora, a la vista del presupuesto que se quiere aprobar para 2022, descubrimos que realmente la derrama es de 200.000 más cuatro pagos futuros de 65.000 euros cada uno. Y lo peor de todo es que esto es un acto de fe porque no hay ningún documento, informe o memoria que explique las causas de la mala situación económica de la Fundación Metal. En esos términos, al PP le parece irresponsable dar dinero público”, manifestó la portavoz municipal del PP en Avilés, Esther Llamazares.

Queipo profundizó en la idea de la “opacidad” que fomenta el PSOE en todos los estamentos que controla para evitar la fiscalización de la Fundación Metal y, en paralelo, censuró la falta de rendición de cuentas de la entidad. El diputado también se hizo eco de la petición que hizo el pasado 4 de noviembre a la Consejería de Industria de información diversas sobre la gestión y las cuentas de la Fundación Metal: “Casi han pasado dos meses y no hubo respuesta”. Y lo mismo en la esfera municipal avilesina, pues según Llamazares sus peticiones de información referidas a la Fundación Metal han caído en saco roto.

La portavoz y concejala del PP de Avilés cifró en 95,3 millones de euros el dinero que lleva gestionado desde 2033 la Fundación Metal, “en su mayoría proveniente de instituciones públicas” y Queipo elevó a “cerca de un millón de euros” la supuesta deuda de 400.000 euros que han admitido los patronos de la entidad. Entre los acreedores figuran los trabajadores, cuestión “sangrante” para el PP, cuyos representantes aseguraron saber de personas “con retrasos en los cobros salariales de hasta diez meses”.

Queipo, al que acompañaron en su comparecencia en Avilés la también diputada Reyes Fernández Hurlé y el presidente del PP de Avilés, Pedro de Rueda, recalcó que “la fiscalización de las entidades con participación pública es una obligación que no se puede pasar por alto” y dio a entender que los antecedentes socialistas en otros organismos “en los que incluso se dieron casos de malversación” no son alentadoras.

La Fundación para la Formación, la Cualificación y el Empleo en el Sector Metal (Fundación Metal Asturias), constituida en febrero de 2003, es una entidad sin ánimo de lucro participada por el Principado de Asturias, la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT Asturias, la Federación de Industria de CC OO Asturias, los ayuntamientos de Gijón y Avilés y la Federación de Empresarios del Metal y Afines del Principado de Asturias (Femetal).

Compartir el artículo

stats