Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado desvela que ninguno de los que se postula a quedarse con Alu Ibérica es un fondo

La reprobación del consejero de Industria está en manos de Foro y Ciudadanos, los últimos grupos con los que se reúne el comité de empresa

La asamblea de trabajadores de Alu Ibérica, ayer. | Mara Villamuza

El consejero de Industria, Enrique Fernández, volvió a jugar ayer a las adivinanzas a cuenta del futuro de la producción de aluminio en San Balandrán. En la cresta de la ola de su posible reprobación en la Junta del Principado, el responsable de la política industrial asturiana ofreció ayer una rueda de prensa que sirvió para dos cosas: explicar cómo está la crisis de Alu Ibérica y también a definir su gestión en este campo.

Al respecto de lo primero señaló que los siete inversores que dice el Ministerio de Industria que se han interesado por la aluminera son “netamente industriales” y, algunos, con negocios vinculados al aluminio que se marcan, entre sus condiciones para realizar una oferta final, visitar las instalaciones para conocer de primera mano el estado actual de la factoría.

Es decir, que no son fondos de capital riesgo (como sí que es Parter Capital, el primer comprador de la fábrica, con el beneplácito del propio Gobierno). Al respecto del segundo punto, sintetizó que su gestión ha sido “seria, rigurosa, prudente y discreta”. Los trabajadores dicen, sin embargo, que les ha mentido, cosa que Fernández rechazó. En este punto, desveló que de los siete posibles inversores dos vienen de su parte (uno español y otro extranjero). También dijo que todos están interesados “por la planta, pero no en la plantilla”. Y siguió con las adivinanzas: “No vamos dar nombres, que sean ellos los que desvelen su interés y planes industriales y que se haga a la mayor brevedad posible”, remarcó.

La ola de la reprobación de Fernández continúa esta mañana en el parlamento: los representantes del comité de empresa tienen cita con los dos últimos grupos de la oposición. “Que salga la reprobación está ahora pendiente de lo que nos digan Foro y Ciudadanos”, señaló José Manuel Gómez de la Uz, el presidente del comité de empresa que ayer reunió a los trabajadores en la explanada de la fábrica para informar del desarrollo de los acontecimiento de esta última semana.

Mariví Monteserín, la alcaldesa de Avilés, valoró el encuentro de trabajadores y Ministerio de Industria de este miércoles: “Sin haber participado en la reunión, por lo que sé, se abordaron los asuntos más complejos. El que más me importa es que el Gobierno se comprometa con los trabajadores para la búsqueda de soluciones a su situación. Y después, estaremos muy atentos a estas manifestaciones de interés por parte de inversores a ver cómo se van sustanciando porque daría cumplimiento al segundo objetivo de este Ayuntamiento que es que siga habiendo actividad industrial y que la planta tenga una alternativa de vida, de generación de empleo y economía. Esperamos que alguna de las propuestas de los siete inversores se lleve a la práctica”.

El concejal Primitivo Abella, de Cambia Avilés, apuntó: “Se confirma lo que ya sabíamos: que no hay ningún proyecto con peso para retomar la producción de aluminio, no dicen ni quiénes son, pero sí que sólo interesa el solar sin trabajadores. No hay proyecto de continuidad. Tampoco el Gobierno tiene voluntad de activar la intervención estatal a través de la SEPI. Le dice a los trabajadores que acepten su despido, que es su destino. Y se han inventado un argumento y una explicación inconsistente de que no lo permite Europa ni la legislación vigente. No se sostiene. Ha sido un engaño desde el principio”.

Por su parte, Esther Llamazares, la portavoz del Partido Popular anunció que presentará una moción en el próximo Pleno “para instar al Gobierno de España a la intervención de la planta de Alu Ibérica a través de la SEPI, actuando de puente y asumiendo los costes de mantenimiento de la fábrica hasta la llegada de un inversor que garantice la continuidad de la plantilla”.

Para Javier Vidal, el portavoz de Ciudadanos en Avilés, “el Gobierno de España actuó aquí de una forma no responsable porque tendría que haber seguido más de cerca el proceso”. Y añadió: “El Gobierno debería por fin buscar que los precios de la electricidad sean competitivos a través de un verdadero Estatuto para la Industria Electrointensiva que no permita que lo que hoy ocurre con Alu Ibérica acabe pasando con otras empresas”.

Por su parte, la concejala de Vox, Arancha Martínez Riola, explicó que “a pesar de las recomendaciones de las personas con experiencia y conocimientos, el Gobierno socialista de Adrián Barbón, la ministra de Industria y los alcaldes de Avilés y Gozón avalaron una venta que los tribunales están demostrando fraudulenta ya que Parter no cumplió los puntos de acuerdo impuestos por Alcoa”.

Sofía Castañón (Podemos): “La SEPI debe intervenir la aluminera”

En la ronda de encuentros de los representantes del comité de empresa con los grupos parlamentarios, la jornada de ayer sirvió para que Sofía Castañón, la nueva coordinadora territorial de Podemos Asturies manifestase que la SEPI “debe de intervenir de manera inmediata en Alu Ibérica” para que se mantenga la actividad y los puestos de trabajo de la planta de San Balandrán.

La coordinadora territorial de la formación indicó que desde el partido, tanto en Asturies como a nivel estatal, se va a pelear “por el mantenimiento de este sector estratégico, en un mes clave y decisivo para los trabajadores”. Defendió la entrada de la Sociedad Española de Participaciones Industriales “aunque sea de manera temporal, hasta que tengamos inversores que asuman tanto la actividad como al total de la plantilla. Y esto es lo que vamos a seguir trasladando como grupo parlamentario y como parte del Gobierno de coalición”.

Castañón añadió que le sorprende y sonroja “la inacción del Gobierno de Asturies, que tenía un mandato claro y unánime de proteger a la plantilla y al funcionamiento de la empresa”. En ese sentido, criticó que “todo lo que se ha hecho hasta ahora haya sido formular una pregunta es, a todas luces, insuficiente y hay una praxis negligente por parte de quien ostenta la responsabilidad dentro del Gobierno asturiano. Nosotras no vamos a mirar hacia otro lado”, concluyó.

Compartir el artículo

stats