Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Avilés aspira a ser una de las cien ciudades europeas más sostenibles

El Ayuntamiento se presenta a una misión de la Unión Europea que busca ciudades inteligentes y climáticamente neutras para 2030

Un ciclista en la calle Emile Robín, una de las últimas calles del centro que han sido peatonalizadas. | Luisma Murias

Avilés aspira a ser una de las ciudades europeas más sostenibles. El Ayuntamiento ha formalizado su interés en una misión de la Unión Europea que busca un centenar de ciudades inteligentes y climáticamente neutras para 2030, que actuarán como centros de experimentación e innovación para que otras urbes sigan su ejemplo para 2050. Avilés quiere ser una de esas pioneras y beber de los beneficios que conllevará la participación en este programa, entre ellos la consecución de financiación para avanzar en los objetivos de la Agenda 2030.

El gobierno socialista comunicó ayer a la oposición en la Comisión Informativa de Urbanismo que Avilés es una de las 362 poblaciones europeas que opta a la inclusión en la Misión Europea de 100 Ciudades Inteligentes y Climáticamente Neutras. La Unión Europea comunicará cuáles son las elegidas a lo largo del mes próximo.

De formar parte Avilés de ese listado, el municipio se convertirá en un entorno de experimentación e innovación para que el resto de ciudades europeas sigan su ejemplo de cara a 2050. Las ciudades seleccionadas se pondrán a la vanguardia de la innovación en la transición hacia la neutralidad climática, integrándose en el Pacto Verde Europeo. Reducir la contaminación del aire, el ruido y el tráfico y proporcionar estilos de vidas más saludables a la población están entre los objetivos.

Para ser ciudad inteligente y climáticamente neutra habrá que implementar un Contrato de Ciudad Climática y se contará con el apoyo de una plataforma que ofrecerá asesoramiento y asistencia personalizada. Entre los beneficios, además del intercambio de experiencias y aprendizajes, destacan el posible desbloqueo de inversiones y oportunidades de financiación.

La convocatoria se lanzó durante la celebración de la Conferencia sobre Misiones Europeas. Las candidatas han tenido que presentar información sobre su situación actual, el trabajo en curso y los planes de futuro en este ámbito de la transición hacia medios más sostenibles para lograr esa neutralidad climática en 2030.

Avilés plantea como punto de partida las políticas acometidas hasta ahora en materia medioambiental, como el plan de recuperación de la ría, y de reducción del tráfico, con la peatonalización del casco histórico. Entre las que están en marcha, destaca el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) pendiente de aprobación, la recuperación de los suelos contaminados de Baterías una vez extinta su actividad (proceso que debería estar concluido en 2025), los avances en materia de reciclaje o movilidad eléctrica y la activación del estudio de los nuevos accesos al Puerto de Avilés, con los que se busca sacar de forma definitiva el tráfico pesado de la ciudad. El documento presentado por el Ayuntamiento a la convocatoria marca este objetivo de la ronda norte, que depende de otras administraciones, para 2028.

De la documentación presentada se desprenden también los planes municipales hasta el horizonte 2030. Entre los objetivos destacan un plan de eficiencia energética y de uso de energías renovables en edificios públicos, medidas de ahorro energético mediante la implementación de sistemas inteligentes de gestión de luminarias, la electrificación de la flota del transporte público, la segunda fase del plan de peatonalizaciones o la integración de paneles fotovoltaicos en los edificios municipales.

En la Comisión de Urbanismo celebrada ayer también trascendió que los técnicos municipales han comenzado a trabajar en la elaboración del Plan Antifraude preceptivo para la gestión de los fondos Next Generation. Una vez redactado, será sometido a aprobación por parte de la Junta de gobierno local.

En el Ayuntamiento se preparan para optar a una nueva convocatoria, la dirigida a proyectos de rehabilitación de edificios públicos. Avilés acudirá con el proyecto de reconversión del antiguo edificio de Correos, en el número 14 de La Ferrería, como nueva sede del Conservatorio Municipal Profesional Julián Orbón y se está analizando la posibilidad de incorporar a esta convocatoria proyectos de rehabilitación de otros edificios municipales.

Compartir el artículo

stats