Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alberto Amarilla Actor, protagoniza "Lorca por Saura" en el teatro Palacio Valdés

"Trabajar con Carlos Saura es como hacerlo con una parte de la historia de España"

"‘Lorca por Saura’ tiene algo de duermevela donde aparecen las cosas del día"

Alberto Amarilla. | MOI FERNÁNDEZ

El actor Alberto Amarilla (Cáceres, 1980) hace en "Lorca por Saura" todos los personajes masculinos menos el de Lorca, que lo interpreta la cantante India Martínez. Este espectáculo, entre musical y dramático, se presenta en el avilesino teatro Palacio Valdés los próximos sábado y domingo (20.15 horas). Dirige el cineasta Carlos Saura y escribe y produce el dramaturgo Natalio Grueso, condenado a ocho años de cárcel por los delitos continuados de malversación de caudales públicos, falsedad documental y por un delito societario por su gestión al frente del Centro Niemeyer, una institución de la que el Ayuntamiento de Avilés es patrono fundador, así como el Principado de Asturias.

–¿Cómo llega hasta este espectáculo tan singular?

–Me llamaron. Me dijo mi representante que los de la productora habían pensado en mí, así que tuve una reunión con Natalio Grueso, una reunión por Skype, porque él estaba fuera. Así fue, vaya.

–¿Y cuándo le llamaron?

–Esto fue el año pasado, entre octubre y noviembre, pero ellos ya llevaban tiempo trabajando con el espectáculo.

–Usted es todos los personajes masculinos, menos el protagonista, que también era masculino.

–Y lo interpreta una mujer. Para mí esto es muy interesante. Esta propuesta, como actor le digo, es un caramelo. Poder hacer tantos personajes... desde el padre, que se llamaba como él –Federico García–, pasando por Luis Buñuel, Salvador Dalí, Fernando de los Ríos, Fernando Ortiz, que fue un intelectual cubano. Estoy pensando más: Leonardo, el de "Bodas de Sangre", Carlos Gardel también aparece. Se me olvidaba Eduardo Ugarte, que estuvo con él en La Barraca En realidad, el espectáculo juega con distintos fragmentos de las obras escritas por Lorca, combinados con otros textos completamente "ex novo" que recrean el estilo y el lenguaje poético de Federico, pero que están escritos por Natalio Grueso. Respondiendo a su pregunta: es un bombón poder interpretar a tantos personajes y, además, con estilos completamente diferentes. Todos conocemos el final de Lorca, pero hay una parte de la obra que, de pronto, es más costumbrista e incluso más cómica porque Lorca era un tipo verdaderamente divertido.

–¿Cómo son las transiciones entre tantos personajes?

–Al principio lo que haces es estudiar por separado los personajes e intentar beber un poco de ellos. Como bien intuye, tienes que tenerlos muy claros para poder hacer una transición.

–¿Cómo es trabajar con Carlos Saura?

–Es como trabajar con una parte de la historia. Carlos Saura ha hecho todo. No recuerdo ahora, pero debe de tener como medio centenar de películas.

–Y lleva más de medio siglo en el negocio.

–Tiene 91 años así que, imagínese. Es un artista muy completo. Va siempre a los ensayos con su cámara de fotos, haciendo retratos a los actores y a los técnicos. Es un hombre muy comprometido con su vocación: más allá de director es que es artista, insisto. En la obra se proyectan dibujos suyos, figurines de los que hizo para "Bodas de sangre" hace ya muchos años.

–La hizo con Antonio Gades.

–Con Gades, exactamente. Sale también un fragmento de la película. Hay fotografías. Es un fotógrafo genial. Me acuerdo de estar hablando con él de Buñuel y es que lo conoció, que era su amigo y para mí, para una persona que no tenga la edad de Carlos Saura, es una leyenda. Es muy interesante: tiene gran amor por el trabajo artístico, por hacer las cosas bien. Es muy conmovedor y, a la vez, muy inspirador.

–Como todavía no he visto la obra, no consigo imaginarme lo que cuenta. No sé si es un musical, una biografía...

–Como le digo, juega con fragmentos de algunas obras de Lorca con partes nuevas y es un espectáculo que incorpora luego cine, la música, la fotografía, la pintura y el baile. Es un montaje que engloba diversas disciplinas puestas al servicio de una historia que es la vida de Lorca. Toda su vida: desde su infancia, en la vega de Granada, hasta su fusilamiento.

–Me cuesta poner a Lorca la cara de India Martínez.

–El alma de Lorca era muy femenina: lo digo con toda la grandeza. Lorca estaba muy unido a Manuel de Falla, que también aparece en la obra y se me había olvidado nombrarlo. Digamos que Lorca, aparte de ser un poeta y un dramaturgo excepcional, era un gran conocedor de la música –era pianista también– y del folclore andaluz, en concreto. La esencia de Lorca es algo muy musical por eso es muy bello que India Martínez cante "el verde que te quiero verde", el "Fuego fatuo". Para mí la obra tiene algo de ensueño, de duermevela, donde aparecen todas las cosas del día y todos los personajes de tu propia vida.

–En paralelo a esto, sigue con "Frankenstein, de Mary Shelley".

–Seguimos con ello. Sí, sí.

–Este "Lorca por Saura" se ha visto poco.

–Apenas nada. Se ha preestrenado en Sevilla, hicimos un ensayo con público en el teatro de La Cabrera, en Madrid. Y este jueves (mañana) vamos a Málaga. Y, luego, Avilés.

Compartir el artículo

stats