Arrecian las críticas a la reorganización de las guardias médicas en la comarca tras un fin de semana caótico

Los profesionales cargan contra el Principado y denuncian "descubiertos cada poco" por falta de personal suficiente en el área sanitaria avilesina

Una sala de espera de un centro de salud de la comarca.

Una sala de espera de un centro de salud de la comarca. / MIKI LOPEZ

Saúl Fernández

Saúl Fernández

La reorganización de las guardias médicas en el área sanitaria III, la de Avilés, no es la mejor de las posibles de tal modo que los profesionales la llegan a calificar como "desastrosa". Y es que, denuncian, "se basa en la buena voluntad de los médicos, pero al final se producen descubiertos". Y esos "descubiertos" fueron clamorosos este fin de semana en los concejos del Bajo Nalón: un sólo médico de guardia –y dos enfermeros– para Pravia, Soto del Barco, Muros de Nalón, San Esteban y La Arena entre las ocho de la noche y las ocho de la mañana del domingo.

La atención deficiente en la comarca también se produjo en Corvera. Las guardias en este centro, según indicaron los profesionales consultados, las realizan dos médicos en consulta y un tercero dedicado a las salidas. Este fin de semana sólo estuvo uno al pie del cañón y ninguno para domicilios: los tenían que hacer desde el centro de salud del Quirinal.

Los "descubiertos" se producen "cada poco". Las ausencias en las consultas, en ocasiones, son largas –sobremanera cuando toca el traslado de un enfermo al Hospital San Agustín, como sucedió en la madrugada del sábado–. Reconocen los médicos que "es preciso también educar a los ciudadanos" sobre el uso de las urgencias médica, porque "unos mocos a las 11 de la noche pueden esperar, como un dolor de garganta que empezó hace cuatro días". Sin embargo, mientras se reconduce la situación, los médicos de Primaria no tienen vida suficiente para atender sus guardias de la manera adecuada. "No podemos estar en dos sitios a la vez", protestan.

Explican que "no se trata de dinero" (las horas de guardia se pagan a 43 euros, pero para llegar a este precio es preciso haber hecho 54 horas; si no, se quedan en 24). Cuando ven estas carencias, a veces llaman a médicos de otras zonas, "pero no acuden: están igual que nosotros en sus áreas y no les merece la pena".

El Principado y cinco de los seis sindicatos sanitarios asturianos acordaron la puesta en marcha de un nuevo mecanismo de retribución de las guardias en los centros de salud que busca un objetivo esencial: hacer más atractivo este trabajo para los médicos ante la escasez de profesionales disponibles.