El padre de la mujer que se tiró por la ventana con su niña en Avilés seguirá en prisión

El hombre tiene pendientes dos causas por sendos intentos de homicidio a su exyerno

El inmueble de la avenida de Los Telares, de color blanco, desde donde se arrojó la madre con su hija.

El inmueble de la avenida de Los Telares, de color blanco, desde donde se arrojó la madre con su hija. / MARIA FUENTES

M. M.

El padre de la mujer que se tiró por una ventana con su hija de siete años en brazos en la avenida de Los Telares, continuará en prisión hasta que se le juzgue como presunto autor de un intento de homicidio contra su exyerno y progenitor de la pequeña. Además, tiene pendiente otra declaración por una tentativa anterior también contra la expareja de su hija.

El pasado 5 de abril la mujer se lanzó con su pequeña en brazos desde un quinto piso. Ambas fueron trasladadas al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) en estado grave. Pero el suceso era la culminación de una historia que, según los expertos, es más común de lo que se piensa: la madre se negaba a que la niña se fuera de vacaciones con su padre, del que llevaba años separada y con el que mantenía una pésima relación que incluía una denuncia falsa contra el hombre por abusos sexuales a la pequeña. Un informe psicológico concluía que existían "perniciosas influencias maternas" sobre la menor.

Los abuelos maternos de la niña no eran ajenos al conflicto. Cuando se demostró la inocencia del padre y éste recuperó el régimen de visitas normalizado, con vacaciones incluidas, el abuelo de la chiquilla intentó evitarlo por todos los medios.

Al día siguiente de que la Audiencia Provincial dictara sentencia, el abuelo fue en busca de su exyerno armado con un cuchillo de 30 centímetros de hoja. El hombre consiguió esquivar el ataque, y al abuelo le impusieron una orden de alejamiento. Pero la víctima le denunció, y ahora ambos tendrán que declarar por aquellos hechos. Eso sí, el abuelo irá al juzgado desde el Centro Penitenciario de Asturias, donde está recluido desde que lo volviera a intentar solo unas horas antes de que su hija se tirase por la ventana de su vivienda. El hombre, de 65 años, le hizo la espera a su exyerno armado con un cuchillo un martillo y un spray pimienta, pero él se defendió, y ambos acabaron heridos y en el calabozo. Ese mismo día, el padre y su niña se iban a ir juntos de vacaciones por primera vez.

La madre de la niña falleció al no recuperarse de las secuelas que le produjo arrojarse desde un quinto piso con la niña.