Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carreño

Las firmas del polígono de Tabaza piden una bajada de impuestos como la del comercio

Las empresas demandan rebajar la cuota de consumo mínimo de agua y que la de basura se ajuste al uso real del servicio

Polígono de Tabaza II, entre Tamón y Logrezana. Braulio Fernández

Las empresas del polígono de Tabaza II han pedido por carta al Ayuntamiento de Carreño que frene la presión fiscal que a través de las tasas e impuestos se ejerce sobre su actividad. La misiva ha sido remitida al gobierno a través de la asociación de empresas del polígono y pide, entre otras cosas, que se aminore lo que las firmas pagan al mes por cánones que dependen del Ayuntamiento como el de la basura, el agua o el alcantarillado, y que en la actualidad ya cuenta con ventajas fiscales para las pequeñas y medianas empresas del sector comercial en el municipio.

"Tras la última junta ordinaria de los miembros de la asociación, y a raíz de la delicada situación empresarial que la inmensa mayoría de los miembros estamos sufriendo, se ha acordado solicitar al Ayuntamiento una petición de ayuda a nuestro sector industrial", señala el responsable de la asociación, Francisco Santos. Esas ayudas consisten en, por ejemplo, "rebajar la cuota mínima de consumo de agua de los actuales 30 metros cúbicos de consumo mínimo a los 10 que ya se aprobó para el comercio minorista del municipio".

La asociación entiende que "esta medida es factible porque la delicada realidad financiera de nuestras empresas no difiere de los comercios, en muchos casos con facturaciones muy superiores incluso a las que muchos de nuestros asociados tienen y, además, no supone una rebaja de cuota para aquellos que superen el consumo de los 30 metros cúbicos de agua que seguirían pagando su consumo", señala Santos.

De esta forma, señalan los empresarios, "se acercaría la realidad tributaria de cada empresa a su realidad de consumo, lo que en la práctica es una medida también de justicia".

Igualmente, solicitan la rebaja en la tasa que pagan por el canon de basuras, que se factura no por consumo real, sino por los metros cuadrados del establecimiento de la empresa, al estilo de los canones de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), ya con sentencias en su contra, "cuando en realidad nuestra actividad, por su propia naturaleza, precisa de naves industriales que no generan el residuo que justifica el elevado importe de la tasa".

Señala la asociación de empresarios que la actividad empresarial en el polígono se ha reducido una media del 50 por ciento y además "en un porcentaje significativo incluso se han producido cierres", lo que no ha hecho que se reduzca el recibo de basura, a pesar de la reducción en la actividad.

Por eso, piden una rebaja de un 50 por ciento en el pago que realizan en concepto de recogida y gestión de basuras, que consideran actualmente "desorbitada, o en el mejor de los casos adecuarla a la realidad de cada empresa en función de otros parámetros como ocurre por ejemplo en lo referente al alcantarillado".

Estas medidas "redundarían en beneficio también de acercar la realidad tributaria a la realidad de cada empresa, lo que supone una medida de justicia evitando así asimilaciones que no corresponden con la realidad industrial de las empresas del polígono", advierte el representante de la asociación del polígono de Tabaza II, uno de los cuatro que existen en el nudo de empresas de Tabaza.

Las peticiones

El agua

Piden que se rebaje el consumo mínimo de 30 metros cúbicos a 10 metros cúbicos, como ya ocurre con el comercio minorista de Candás, ya que los que consumen más seguirían pagando su consumo real.

La basura

Solicitan una rebaja del 50 por ciento del recibo, justificada en el hecho de que su actividad no genera basuras, y en la reducción de actividad en el polígono por el cierre de firmas.

Compartir el artículo

stats