11 de febrero de 2020
11.02.2020

Los fondos de Cogersa para Carreño se repartirán a partes iguales

El Ayuntamiento plantea una distribución equitativa cada año para evitar la polémica registrada en 2019 en Tamón

11.02.2020 | 00:49

La alcaldesa de Carreño, Amelia Fernández, aboga por un reparto equitativo de los fondos de compensación de Cogersa. Actualmente, el Ayuntamiento está pendiente de recibir las propuestas de las entidades vecinales de Ambás y Tamón para decidir cuáles serán las inversiones a acometer este año. Fernández avanza que, en este sentido, se puede acordar "destinar el 50% a cada parroquia o bien organizarse para afrontar inversiones mayores si hay necesidades urgentes, fijándose que un año se destine íntegro a una parroquia y al siguiente a la otra". Precisamente este hecho, el haber destinado todo el importe en 2019 a Ambás, supuso la oposición de los vecinos de Tamón, quienes exigían su parte de la tarta de Cogersa.

Fernández concreta que durante el año 2018 las inversiones para Ambás supusieron un desembolso de 2.738,90 euros, de los que 1.238,90 se destinaron a contenedores de reciclaje del punto limpio de Ambás, y 1.500 euros para la impartición de un curso de cocina en el Centro de Iniciativa Rural de esta parroquia. Tamón, por su parte, recibió 45.517,77 euros para diferentes inversiones, entre las que destacan la segunda fase de las obras de mejora del camino C-861 La Tabla-La Huelga, con un coste de 34.848 euros, así como la instalación de un columpio por 4.348,74 euros, entre otras.

El año pasado, sin embargo, Ambás recibió íntegramente los 54.091 euros que aporta Cogersa de su fondo de compensación a las parroquias de Carreño. La justificación por parte del Ayuntamiento de destinar toda la partida a Ambás se fundamentó en un informe de intervención municipal que concretaba que en el mandato pasado, de 2015 a 2019, se habían invertido 136.216,01 euros del fondo de Cogersa en Tamón y 75.637,62 euros en Ambás. Por esta diferencia de aportaciones, desde el Ayuntamiento pidieron a Cogersa la autorización para invertir todo el dinero en la parroquia que menos se había beneficiado hasta la fecha de esta aportación.

Este asunto trajo consigo la oposición frontal de las entidades vecinales de Tamón, así como del resto de partidos políticos representados en la corporación de Carreño, quienes entienden que el fondo de compensación debe dividirse a partes iguales y las grandes inversiones deben acometerse con cargo al presupuesto municipal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook