Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Mundial gastronómico de Luis Enrique

Villaviciosa invita al seleccionador a ser "Embajador de les fabes" y miembro de honor de la cofradía por su promoción del tradicional plato

Ramón Vila, durante el nombramiento de Juan Ramón Lucas como cofrade de honor.

Luis Enrique ha dado los primeros pasos hacia dos mundiales. El de fútbol, con la contundente victoria de ayer ante Costa Rica, y el de la fabada, después de que afirmase en su canal de Twitch que degustar el plato tradicional asturiano sería "la repera" pare celebrar el triunfo en la cita de Qatar. "Desde Villaviciosa, donde celebramos desde hace ya 25 años las Jornadas de les Fabes y el concurso a la Mejor Fabada del Mundo, queremos agradecer a Luis Enrique la promoción que suponen sus declaraciones y, por ello, junto a la Cofradía de Amigos de les Fabes del Principado de Asturias, le vamos a invitar para que sea nuestro próximo Embajador de les fabes y miembro de honor de la Cofradía", avanza el alcalde maliayés, Alejandro Vega.

Según el regidor, de ser aceptados por el seleccionador, los nombramientos tendrían lugar durante la próxima Semana Cultural y Gastronómica de les Fabes en Villaviciosa, que se celebrará en el mes de marzo de 2023. Es más, Vega añade que Luis Enrique y toda la selección serán invitados a degustar una fabada en el concejo "con independencia del resultado en el Mundial, que deseamos sea el de la victoria".

Por su lado, Ramón Villa , presidente de la Cofradía de Amigos de les Fabes, confirma que "tras tener conocimiento de que el seleccionador había hecho esas declaraciones respecto al resultado del Mundial, y de común acuerdo con el Ayuntamiento, se decidió cursarle una invitación para que nos acompañe en las jornadas y tenga ocasión de probar la mejor de las fabadas". A su juicio, la presencia del seleccionador en la cita de marzo sería "muy importante, tanto para la promoción de la gastronomía asturiana como para dar a conocer aún más Villaviciosa".

En todo caso, y aunque el reto de Luis Enrique sería celebrar con la fabada el que sería segundo mundial de España, tras el cosechado en Sudáfrica en 2010, se da por hecho que la invitación al seleccionador se mantendría en caso de que no se repitiese aquel histórico triunfo. Por el espectacular arranque de ayer, con una impresionante goleada a Costa Rica, todo hace indicar que el combinado nacional español hará un buen papel en el campeonato, aunque sea sin llegar a hacerse con el entorchado.

Si la competencia es máxima para ganar en Qatar, también lo es para imponerse en el mundial de la fabada para el que Villaviciosa quiere contar con Luis Enrique. El jurado encargado de fallar el premio de este año, que fue para la ovetense Casa Cabal, estuvo integrado por Elena Arzak, única mujer en España con un restaurante con tres estrellas Michelin, además de los chefs Pedro Morán (Casa Gerardo), Luis Alberto Martínez (Casa Fermín), Gregorio García (Oleum), Joaquina Rodríguez (Casa Chema) y José Antonio Campoviejo (El Corral del Indianu); junto a expertos como Juan Antonio Duyos, Paula Álvarez y el periodista y presentador de "Informativos Telecinco", Pepe Ribagorda.

Cocina Cabal unió en marzo su nombre a la nómina de ganadores en anteriores ediciones del evento: Casa de Comidas Chema (2011 y 2017), El Moreno (2012), El Llar de Viri (2013), Sidrería Bedriñana (2014), Los Pomares (2015), Vista Alegre (2016), Gaucho Fierro (2018), la Sauceda (2019), El Cruce (2020) y La Consistorial (2021).

El objetivo ahora es implicar a Luis Enrique en el movimiento local de promoción de la faba y la fabada. Y, si es como campeón del mundo, mucho mejor.

Compartir el artículo

stats