22 de agosto de 2009
22.08.2009
40 Años
ÚLTIMA HORA
El IPC anual se sitúa en el 1,7% en noviembre, su nivel más bajo en 7 meses
40 Años
La respuesta a un polémico tendido de alta tensión

 

La oposición a Sama-Velilla en Asturias y León se fusiona para ser «más operativa»

Ángeles Caso y Julio Llamazares intervinieron ayer en la presentación del colectivo, que también está respaldado por el veterinario Juan José Badiola

22.08.2009 | 02:00
Julio Lago, durante su intervención en la presentación del colectivo, con Ángeles Caso detrás.

Mieres / León,

José A. ORDÓÑEZ

Las diferentes asociaciones de oposición a la línea de alta tensión entre Sama y Velilla del Río Carrión (Palencia) se reagrupan en un único «movimiento cívico». Su portavoz, Camino Alonso, presentó ayer en León la constitución de este nuevo colectivo, que nace, según dijo, con el objetivo de «unificar y hacer mucho más operativa» toda la corriente astur-leonesa contra el proyecto que impulsa Red Eléctrica de España (REE). El acto contó con la presencia de los escritores Ángeles Caso y Julio Llamazares y del economista Julio Lago, conocidos opositores al polémico plan eléctrico. Además, la organización dio lectura a un comunicado de apoyo remitido por Juan José Badiola, presidente del Consejo General de Veterinarios de España.

Ángeles Caso intervino en el acto para explicar que el objetivo de este movimiento es «presionar» para que REE no instale una línea de alta tensión que considera «innecesaria». La escritora asturiana añadió que «hay que exigir a la empresa que reflexione a fondo y que paralice un proyecto que supone una brutalidad» y, además, reclamó a los responsables políticos que «se dejen de engañar a los ciudadanos» porque, según indicó, este tendido «ni es necesario ni generará puestos de trabajo».

Por su lado, Julio Llamazares, que ha publicado diversos artículos contra el proyecto en la prensa nacional, criticó la «inacción de los políticos ante un proyecto nefasto para la comarca de la Montaña Central leonesa». Y es que, pese a que frente al respaldo expreso del Gobierno del Principado todos los partidos de la provincia vecina se han posicionado en contra de la línea, el plan de REE sigue adelante por mucho que haya recibido más de 25.000 alegaciones tanto en Asturias como en León. Es más, Antonio Calvo, director de comunicación y relaciones institucionales de REE, defendió el jueves en Oviedo que Sama-Velilla es «capital para fortalecer la red eléctrica en la cornisa cantábrica, para asegurar la evacuación de las producciones de Asturias y de León y para la viabilidad de los proyectos energéticos de ambas comunidades», asegurando que la empresa no prevé que el Gobierno central dé marcha atrás a ninguno de los grandes proyectos de líneas de alta tensión que afectan a la región, entre ellos éste.

Durante su intervención, Julio Lago, profesor de Economía Financiera de la Universidad de León y autor de un detallado estudio sobre Sama-Velilla, advirtió de que, «sin pretender ser alarmista», el impacto que generará la línea por los lugares por donde está previsto que pase será «brutal». A este respecto, y como ejemplo, indicó que «implica la construcción de más de 200 torres metálicas de 51 metros de altura, que se colocarán cada 400 o 500 metros, con un ancho de pasillo que creará un territorio muerto a su paso y que equivale a cuatro autopistas».

El profesor de la Universidad de León añadió que, de acuerdo al proyecto, el corredor atravesará, principalmente, el norte de la provincia de León, y pasará por zonas declaradas como reservas de la biosfera. Además, aseguró que el tendido «no es necesario», por cuanto, a su juicio, «el país tiene suficiente generación de energía eléctrica». Para argumentar esta afirmación, Lago citó la comparecencia del pasado 30 de julio del ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, en el Congreso de los Diputados, cuando se refirió al cese de la explotación de la central nuclear de Garoña, en Burgos. Lago indicó que el propio modelo energético del PSOE, de mayo de 2009, dice que es «preciso acercar las centrales térmicas a los puntos de consumo», por lo que no entiende una línea para exportar energía a Madrid, Cataluña y País Vasco.

Por su parte, la portavoz del nuevo movimiento cívico, Camino Alonso, anunció la puesta en marcha de una campaña de sensibilización social previa a la gran manifestación prevista para septiembre en la capital de León.

«Los políticos tienen que dejar de engañar a la población: la línea no es necesaria»

<Ángeles Caso
>

Escritora asturiana

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve