14 de diciembre de 2017
14.12.2017

Policías de Oviedo y Langreo colaboran para esclarecer el crimen de La Felguera

Los agentes, que siguen buscando el arma, volvieron a inspeccionar ayer el garaje del asesinato, cerrado para evitar la destrucción de pruebas

14.12.2017 | 03:30
Un coche de la Policía, delante del garaje ayer por la tarde.

Hace una semana que el joven Iván Castro Verdejo, natural de Riaño y de 31 años de edad, apareció asesinado en el garaje de La Felguera en el que guardaba su coche. Sólo se produjeron dos disparos: uno acabó el costado y otro en la cabeza del joven. Desde entonces la Policía Nacional de la Comisaría de Langreo-San Martín está llevando a cabo una intensa investigación, en la que también colaboran la Policía Judicial y Científica de Oviedo. Todavía no han encontrado el arma con la que se cometió el asesinato y el lugar del crimen, el garaje de la calle Ingeniero Casariego, permanece precintado: "Está cerrado para evitar la destrucción de pruebas", afirmaron fuentes del cuerpo de seguridad. Las indagaciones están envueltas en total sigilo, bajo secreto de sumario.

Los agentes han realizado ya varios registros en el garaje. El primero, poco después de que una pareja encontrara el cuerpo del joven. La Policía Nacional accedió en días sucesivos al parking y, ayer, varios agentes volvieron al lugar del crimen para inspeccionar de nuevo la zona. Los vecinos que tienen guardados su coche en la cochera llevan una semana sin moverlos: "Todos los vehículos estacionados en el parking forman parte de la investigación", señalaron desde la Policía Nacional.

Familia y vecinos esperan la detención del autor o autores del crimen. El jefe de la Comisaría de Langreo-San Martín del Rey Aurelio, Honorino Laviana, ha anunciado la total implicación del Cuerpo en esta investigación: "Que no haya ninguna duda de que estamos trabajando desde el primer momento y que se han suspendido los descansos y los festivos".

La investigación será larga. Hasta ahora se han manejado distintas hipótesis y siguen abiertas varias líneas para las indagaciones. El delegado de Gobierno de Asturias, Gabino de Lorenzo, generó una ardua polémica con unas declaraciones sobre la posible relación entre el crimen y un asunto de drogas. La familia y amigos de Iván Castro, que fue trabajador de Bango Racing Cars y se había recuperado de una leucemia poco antes del crimen, negaron tal relación y pidieron prudencia al responsable político. Lo mismo que el Alcalde, Jesús Sánchez, que consideró las palabras de De Lorenzo "poco apropiadas" para un cargo público: "La víctima y su familia nos merecen todo el respeto". También se baraja que el asesino confundiera a Castro con otra persona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine