22 de junio de 2020
22.06.2020
La Nueva España

El bullicio dominical regresa a Mieres, con el mercado en adaptación

Algunos vendedores ambulantes siguen sin acostumbrarse a la nueva distribución

22.06.2020 | 01:17
El mercado dominical de Mieres, ayer.

Los domingos han recuperado la normalidad en Mieres. La siempre bulliciosa jornada dominical de la ciudad alcanzó ayer la intensidad previa a la crisis sanitaria. La reorganizada plaza del mercado reunió a centenares de visitantes y las terrazas de las calles peatonales del centro estuvieron llenas durante toda la mañana. En Requejo hubo concierto dentro del reducido y muy controlado programa festivo de San Xuan.

Poco a poco, los vendedores ambulantes se van acostumbrado a la nueva distribución de la plaza, aunque hay quien está teniendo problemas de adaptación: "Los cambios de ubicación confunden a la gente y, de momento, no funcionamos como antes", explicaban ayer dos veteranos vendedores.

Y es que el mercado dominical de Mieres acaba de afrontar una importante transformación tras el intervalo sin actividad motivado por la crisis sanitaria. El Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo con los representantes de los 110 feriantes que integran este concurrido zoco para redistribuir los puestos y ampliar su superficie. Por primera se han instalado tenderetes fuera de las calles anexas a la plaza de Abasto. Concretamente se ha integrado en el mercado toda la zona central de la calle Manuel Llaneza, la principal arteria vial de la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook