13 de septiembre de 2020
13.09.2020
La Nueva España

Barbón pide al Gobierno y a las eléctricas "alternativas" por el cierre de térmicas

La FSA celebró, sin público, el homenaje a los 22 asesinados en Funeres durante el franquismo: "Esta cita es sagrada", aseguró el Presidente

13.09.2020 | 01:30
Adrián Barbón, en el centro, durante el acto de homenaje en Funeres.

Reivindicación y recuerdo en el Pozu Funeres. La Federación Socialista Asturiana (FSA) rindió tributo a las veintidós personas que fueron asesinadas allí durante el franquismo. No hubo el tradicional acto institucional, debido a las medidas de la crisis sanitaria del coronavirus, pero no faltó el homenaje por parte de una delegación encabezada por el presidente del Principado y secretario general de la FSA, Adrián Barbón. "Para nosotros, para la familia socialista, esta cita es sagrada", señaló. Barbón aprovechó su intervención para hacer referencia a temas de actualidad, como la "obligatoriedad" de dar alternativas de actividad ante el cierre de centrales térmicas de carbón.

La reclamación del presidente del Principado es tanto para las "empresas que ahora explotan las centrales como para el Gobierno central": "Es necesario que propongan alternativas de actividad económica para los territorios". "Son necesarias para que la transición energética se gane la coletilla de justa", añadió.

Y otra reivindicación: Barbón urgió la aprobación "cuanto antes" del Estatuto de la Industria Electrointensiva. "Debe atender también a las prioridades que ha fijado el Gobierno de Asturias, para que nuestra industria siga siendo competitiva", remarcó el Presidente. En cuanto a los fondos europeos, afirmó que el Gobierno de Asturias apuesta por su inversión en ciencia e innovación: "Es el futuro"

Celebrar el acto tradicional de Funeres, que congrega a numerosas personas, era impensable ante la situación de crisis sanitaria del coronavirus. Por eso la FSA apostó el pasado viernes por un encuentro diferente, con una asistencia muy reducida, que colgó en internet. Adrián Barbón recordó su primera vez en el este simbólico acto, hace ya veinticinco años. "Subí junto al que hoy es presidente de honor vitalicio de la Federación Socialista Asturiana, Pablo García. Él, y otros veteranos, nos enseñaron el camino del recuerdo".

"Quiero enviar un mensaje a las familias de los aquí asesinados: que sepan que no los olvidamos. Es el mejor recuerdo que podemos hacer", destacó el líder de los socialistas asturianos. Porque Funeres es símbolo "del compromiso constante en defensa de la libertad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook