12 de octubre de 2020
12.10.2020
La Nueva España

El derribo del edificio del antiguo café Toniher de Sama, pendiente de Industria

El Consistorio adjudicó la demolición y aguarda por un permiso de la Consejería para ejecutarla

12.10.2020 | 01:14
El edificio del antiguo café Toniher, uno de los inmuebles más emblemáticos del distrito langreano y que se encuentra a la espera de ser demolido a causa de su estado de total abandono.

El derribo del edificio del antiguo café Toniher de Sama, que se encuentra en estado de ruina, está adjudicado y se ejecutará en cuanto reciba el Ayuntamiento la autorización de la Consejería de Industria. Las obras de demolición de la construcción precisan del permiso regional para la retirada de fibrocemento. La empresa Excavaciones Allende y Jardinor ejecutará los trabajos, cuyo presupuesto es de 26.450 euros.

El Consistorio ya ha finalizado los trámites de adjudicación y solo le resta cerrar el plan de tráfico, señalan fuentes del gobierno local. El edificio del antiguo café Toniher está situado en el número 9 de la avenida de la Constitución, uno de los principales accesos de Sama. Su corte obligaría a reordenar la circulación de vehículos en el distrito langreano.

Meses atrás parte de la fachada trasera del edificio sufrió varios desprendimientos. Esos hundimientos afectaron incluso a la cubierta del almacén de una empresa próxima. El Ayuntamiento de Langreo consignó en Pleno una partida de 70.000 euros para acometer la demolición de forma subsidiaria, en caso de que los propietarios no asumiesen las tareas de derribo del inmueble. Esta será finalmente la fórmula que se pondrá en marcha para derribar la construcción.

La demolición no se incluyó dentro del plan de derribos que proyectó el Consistorio. El edificio, de dos alturas, que acogió hasta el cierre del negocio el emblemático café Toniher, fue declarado en ruina años atrás.

Las puertas del que fue establecimiento hostelero, así como el portal que daba acceso al edificio, están tapiados y el patio de la terraza tomado por la maleza. En la fachada de la construcción se colocaron mallas de contención para evitar la caída de cascotes a la calle. También se colocaron en el edificio contiguo, que está también en estado de ruina, pero que está catalogado y no puede ser demolido. La parte más afectada es la zona trasera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído