Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado aún no ha devuleto el dinero de los forfaits mal cobrados en Pajares

Más de 700 esquiadores reclamaron el reintegro del tíquet adquirido para el 16 de enero, jornada en la que la demanda colapsó los servidores

Usuarios en el entorno de la cafetería de la base de Valgrande-Pajares, el pasado 16 de enero. | LNE

Usuarios en el entorno de la cafetería de la base de Valgrande-Pajares, el pasado 16 de enero. | LNE

La estación de esquí de Valgrande-Pajares se vio envuelta en una gran polémica en la jornada del pasado 16 de enero cuando la plataforma de venta se vio colapsada tras recibir unas 3.000 peticiones en segundos –el aforo de la estación es de 1.200 esquiadores–. De nada sirvieron los avisos que desde el complejo se hicieron el día anterior para evitar que los aficionados acudieran a la estación, tanto a través de la web oficial, las redes sociales e, incluso el correo electrónico. Muchos esquiadores acabaron subiendo a la estación y, al ver que no podían acceder a las pistas, acabaron haciendo la correspondiente reclamación. Tal y como ha podido saber este periódico, más de 700 reclamaciones que ya han sido tramitadas desde la estación, pero cuyas devoluciones aún no se han realizado por completo.

La propia consejera de Cultura, Política Lingüística y Turismo, Berta Piñán, respondió estos días a una pregunta al respecto formulada por el diputado de Ciudadanos Sergio García Rodríguez, señalando que “no es una devolución automática”. Explicó así, que “se han adoptado medidas para aligerar los procedimientos establecidos para la devolución de ingresos indebidos, estos procedimientos establecidos legalmente en este tipo de supuestos imponen una serie de trámites que hay que cumplir, un procedimiento específico y concreto que hay que desarrollar en todas sus fases”.

Apunta Piñán cómo se realiza la gestión y venta de forfaits, que es a través de dos empresas, Skidata e Ica. Además está la pasarela de pago gestionada desde el Centro de Gestión de Sistemas Integrales (CGSI) del Gobierno regional. En cuanto a lo ocurrido el día 16, apunta la consejera que el servicio del Principado de Asturias “sufrió un colapso por el número elevado de peticiones que se produjeron en un tiempo, que propició que el servidor de Skidata tampoco pudiese funcionar de forma correcta”. Como consecuencia “se produjeron fallos de reserva y cobros que fueron comunicados a los usuarios en cuanto se tuvo conocimiento”. Aún así, la consejera quiso incidir que el fallo “tuvo que ver con unas circunstancias concretas y excepcionales causadas por un enorme volumen de solicitudes recibidas simultáneamente”. De hecho, no se ha vuelto a dar una situación similar. Circunstancias que llevaron a que miles de personas subieran a la estación, superando con creces el aforo permitido. Y eso que la Guardia Civil estableció un control de accesos por los cierres perimetrales vigentes entonces y porque ya se presumía que el fallo informático iba a desembocar en un descontrol en la subida al complejo por parte de los esquiadores.

Por otro lado, Ciudadanos también cuestionaba que la venta de abonos anuales suponga más del 90% del aforo permitido debido a las restricciones sanitarias. En este sentido, Piñán apunta que “no es correcta” la afirmación. Primero, “porque las personas usuarias abonadas se reparten entre las dos estaciones –Pajares y Fuentes de Invierno–, y tampoco es probable que todas las personas abonadas asistan el mismo día a la misma estación”. También hace referencia a la experiencia que tienen de temporadas anteriores, señalando que los abonados “lo utilizan de forma muy habitual durante los días de la semana, por lo que no representan una mayor demanda de plazas del aforo limitado durante los días de temporada alta, así el número de abonos de temporada representarían poco más del 60% del aforo conjunto para las dos estaciones”.

Compartir el artículo

stats