Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ecomuseo Minero bate récords de visitas pese a las restricciones de la pandemia

Al tren del equipamiento turístico langreano se subieron en la primera quincena de julio 1.730 personas, un 28% más que en los dos años anteriores

El tren minero abandona la estación de El Cadavíu en una de las visitas. | Juan Plaza

El tren minero abandona la estación de El Cadavíu en una de las visitas. | Juan Plaza

El Ecomuseo Minero Valle de Samuño circula a todo tren. En la primera quincena del mes de julio ha batido récords de visitas, con 1.730 entradas vendidas. Esta es la cifra más alta de viajeros en el tren minero desde su apertura, aseguraron fuentes municipales. Un dato que se registra en el principal equipamiento turístico langreano en un periodo en el que se siguen aplicando restricciones para intentar frenar la propagación del coronavirus.

Al tren minero, que empezó a circular en junio de 2013, se han subido en la estación de El Cadavíu las dos primeras semanas de este mes un 28% más de turistas que en 2019 y en 2020, que se movieron por cifras similares. De los últimos ejercicios fue 2018 el que había registrado una afluencia mayor, situándose cerca de los 1.400 visitantes. En 2017, en cambio, se quedó en un millar de entradas vendidas.

De los 1.730 visitantes, 1.312 proceden de otras comunidades autónomas, con Madrid a la cabeza con 370, seguida por Andalucía y Cataluña. Veinticuatro de los turistas llegaron de otros países y 394 de las personas que se acercaron al Ecomuseo Minero son de la región. El incremento del número de personas que viajaron en el tren, recorriendo la galería minera y las instalaciones del pozo San Luis de La Nueva coincide, aseguró el concejal de Promoción Económica, Javier Álvarez, con “la apuesta por potenciar el Ecomuseo Minero por parte del equipo de gobierno municipal”.

Visitantes delante del castillete y la sala de máquinas del pozo San Luis. Ricardo Solís

“La gente está respondiendo y esperamos que los nuevos contenidos que va a tener el equipamiento influyan también positivamente en el interés de los visitantes”, añadió el edil. Álvarez espera que la promoción puesta en marcha para visitar el Ecomuseo y el Museo de la Siderurgia se note en la demanda. Quienes acudan a recorrer uno de los dos equipamientos turísticos langreanos tiene un 20% de descuento en la entrada para el otro. El gobierno municipal destaca que “se han recibido a más de cien visitantes cada día” y confía en que el Ecomuseo Minero Valle de Samuño se convierta también en escenario de eventos variados.

El principal equipamiento turístico langreano amplía su oferta este año, con la incorporación de las visitas nocturnas y recuperando las jornadas del vapor. La primera actividad se organizará al principio una vez al mes y después con periodicidad semanal. Las jornadas del vapor es una actividad que se puso en marcha años atrás en colaboración con el Museo del Ferrocarril de Gijón y que ahora se recupera. El Consistorio destina 12.000 euros para que durante unos días vuelva a circular por la vía una máquina de vapor similar a las que funcionaron décadas atrás en el valle.

El Ecomuseo ha ampliado poco a poco, desde su apertura ocho años atrás, sus contenidos. En unas semanas se abordará otra obra, rehabilitando una zona de uno de los edificios, según anunció el concejal de Promoción Económica recientemente. También se han planificado obras de mantenimiento en el tramo subterráneo del recorrido del tren. Recientemente se acometieron trabajos de mejora en el chigre ubicado en las instalaciones del pozo San Luis de La Nueva.

Aportación anual

El Ayuntamiento de Langreo aprovechó el cierre del Ecomuseo Minero Valle de Samuño a finales del pasado año por las restricciones fijadas por el Principado por la propagación del covid-19 para acometer varias obras de acondicionamiento. Una de ellas fue la mejora de la vía y otra la sustitución del sistema de audio, que funcionaba en el tren desde que fueron inauguradas las instalaciones.

La reparación de la cubierta de la sala de máquinas del pozo San Luis fue otra de las actuaciones incluidas. El coste de estos trabajos ascendió a 50.000 euros. El ejecutivo socialista manifestó su intención de destinar cada año en el presupuesto una partida para acometer obras de reparación y mejora de las instalaciones.

Compartir el artículo

stats