Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La difícil carrera de la mujer para hacer deporte: más trabas y sueldos inferiores

Barbón exige, en una jornada sobre igualdad en Mieres, “terminar con la agresión al feminismo” y se compromete a “llenar de vida el campus”

Un esfuerzo por la igualdad. El entorno del Club Manuel Llaneza, sobre estas líneas, acogió exhibiciones para visibilizar a la mujer en el deporte. Arriba, llegada de las autoridades al acto institucional en el campus.

La carrera más dura tiene una meta que aún ni se intuye en el horizonte: alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres en el deporte. Así lo aseguraron ayer los participantes en el acto institucional de la Jornada “Jugamos por la Igualdad”, organizada por el Club Manuel Llaneza de Mieres. El encuentro tuvo lugar en el campus y contó con la intervención del presidente del Principado, Adrián Barbón: “El reto es que las niñas lleguen hasta donde lleguen sus capacidades, y no hasta donde otros determinantes les permitan”, apuntó Barbón. Aprovechando un salón de actos lleno en el complejo universitario de Barredo, lanzó un compromiso: “Llenaremos de vida este campus”.

La difícil carrera de la mujer para hacer deporte: más trabas y sueldos inferiores

Pero el tema principal ayer no era ese, sino el de la mujer y el deporte. Desde primera hora de la mañana, el Club Manuel Llaneza organizó actividades para concienciar sobre la igualdad en el ámbito deportivo: hubo exhibiciones de crossfit y spinning en el entorno de las instalaciones del club y del campus. “Solo podemos agradecer la participación de todos los socios y socias, de nuestras deportistas y la respuesta de la ciudadanía a esta jornada”, apuntó el presidente del patronato, Armando Fernández Natal.

Él fue el encargado de presentar el acto institucional. Entre otras cuestiones, repasó datos alarmantes: la tasa de mujeres en distintas asociaciones y federaciones deportivas es de hasta el 60 por ciento durante la niñez y cae al 33 por ciento cuando llega la adolescencia. “Gracias al Club Manuel Llaneza por poner sobre la mesa esta desigualdad, saludamos esta iniciativa”, señaló el alcalde de Mieres, Aníbal Vázquez, durante su intervención.

Más cifras. Las que ofreció la directora del área de igualdad de la Universidad de Oviedo, Paz Menéndez Sebastián. “Las mujeres futbolistas de Primera División tienen un sueldo base cinco veces menor al de los hombres en Primera y Segunda División”, apuntó. Aún más grave: el 85 por ciento de entrenadores de equipos femeninos, en las disciplinas deportivas más populares, son hombres. “La maternidad es uno de los obstáculos para las mujeres en el deporte profesional”, apuntó.

Adrián Barbón hizo aquí referencia a las palabras de la recientemente galardonada con el premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, Gloria Steinem: “Decía que, hoy en día, las mujeres ocupan menos espacios de poder porque siguen encargadas del cuidado de menores en mayor porcentaje que los hombres. Yo añado aquí que también del cuidado de los mayores”.

El presidente del Principado llamó a terminar con la “agresión permanente” al término feminista: “Feminismo significa igualdad. Yo me declaro feminista, soy un hombre que cree que las mujeres y los hombres somos iguales”. En cuanto al deporte, reconoció que queda mucho obstáculo que esquivar. El Principado ya da pasos: “Nuestra directora general de Deportes es mujer (en referencia a Beatriz Mesa). Considero que ella es un buen referente para todas las niñas y jóvenes que se abren camino en el ámbito deportivo”, destacó.

El acto siguió con la proyección de la película “Las hijas de Cynisca”. La directora del documental, Beatriz Carretero, apuntó que “falta mucho para la igualdad. Aunque cada vez perdemos más el miedo a hablar, cada vez reivindicamos más nuestro espacio”. Pero poco a poco. Lo dice la periodista deportiva, Paloma del Río, en la cinta: “Esto es un tractor que va muy despacito”.

Compartir el artículo

stats