Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rescate con final feliz en Lena: dos montañeros se perdieron de noche a 2.000 metros

La pareja pidió ayuda desde Peña Cerreos (Las Ubiñas) a las 19.50 horas: los encontraron a las 23.21 y llegaron a Tuiza a las 02.44

Uno de los miembros del equipo de rescate, con los dos montañeros, en la madrugada del domingo al lunes. | SEPA

Perdidos a casi 2.000 metros de altura en Las Ubiñas. Así se vio una pareja de montañeros, que acabó siendo rescatada por el Grupo de Rescate de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA). Cuando fueron localizados, ambos estaban en perfecto estado. Los dos montañeros, un hombre y una mujer, se desorientaron en la tarde del domingo cuando realizaban la ruta circular de Peña Cerreos, en la zona lenense del parque de Las Ubiñas.

Los dos montañeros fueron acompañados hasta las inmediaciones de la localidad de Tuiza, donde habían dejado estacionado su vehículo. Los dos fueron localizados cuando estaban a 1.950 metros de altitud, al este de Peña Cerreos, en Ubiña. En la zona había, según informaron los Servicios de Emergencia, “bastante nieve y algún paso expuesto en ladera helada” por lo que, “por seguridad, el descenso se realizó con todo el equipo encordado, de forma muy lenta”, ya que “los montañeros no llevaban crampones”.

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 de Asturias recibió el aviso a las 19.51 horas del domingo. En la llamada, realizada por los propios afectados, indicaban que se habían desorientado cuando realizaban la ruta. Hacía unas horas habían contactado con el refugio del Meicín y ahora no lograban hablar con ellos para saber si habían podido enviar ayuda. Los montañeros rescatados llevaban GPS y buena equipación.

La Sala 112 del SEPA activó a dos de los trabajadores del Grupo de Rescate por tierra. A las 23.21, tres horas y media después de la llamada, comunicaron que ya tenían a los dos montañeros a la vista. A las 00.10 confirmaron que ya se encontraban con los afectados, y que estos no precisaron asistencia sanitaria: afortunadamente se encontraban en perfectas condiciones físicas. El equipo de rescate y la pareja iniciaron la bajada hacia el refugio del Meicín, avanzando de forma lenta porque “la pareja no tenía crampones”. Tras casi tres horas de penoso descenso, sobre las 02.44 horas los rescatadores informaron de que habían dejado a los montañeros en su vehículo, que estaba aparcado “como a un kilómetro de Tuiza”.

Finalizada la intervención, los integrantes del equipo de rescate regresaron a su base, a la que llegaron a las 03.46 horas. Además de a los bomberos, el incidente se puso en conocimiento de la Guardia Civil.

El rescate en Lena tuvo final feliz: ambos montañeros regresaron a su casa por sus propios medios, sin ningún tipo de secuela o lesión física.

Compartir el artículo

stats