Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los alcaldes de Redes confían en que la línea Lada-Velilla se retire el próximo año

Los regidores esperan que el plazo dado por el Principado prevalezca, tras quedar la obra excluida del plan eléctrico de Ministerio hasta 2026

Una torre del tendido cerca de Tarna. JUAN PLAZA

Los alcaldes de Caso y Sobrescobio –los dos concejos que conforman el parque natural de Redes– confían en que el desmantelamiento de la línea eléctrica Lada-Velilla, construida hace más de 35 años y que nunca entró en servicio, se inicie el próximo año, tal y como anunció el Principado el pasado mes de octubre. Ese horizonte temporal, que ya parecía definitivo tras décadas de espera, se ha visto ensombrecido ahora, al quedar la obra fuera del Plan de Desarrollo de la Red de Transporte de Energía Eléctrica 2021-2026, que acaba de presentar el Ministerio para la Transición Ecológica.

Esta decisión es un golpe para el Principado, que pretendía que el proyecto de retirada de las 80 torres de alta tensión, la mitad de ellas situadas en terrenos del actual parque natural de Redes, se incluyera en el documento de planificación porque es vinculante para el operador Red Eléctrica de España. Las torres fueron colocadas entre 1984 y 1986, con un coste de 2.000 millones de pesetas (alrededor de 40 millones de euros hoy). La línea se construyó en la parte asturiana, pero no en la comunidad autónoma vecina. Los tribunales, a finales de los años ochenta, prohibieron que se instalasen las torres en los espacios protegidos de León.

La retirada de las torres, al quedar fuera del documento del Ministerio, no sería de obligado cumplimiento por parte de Red Eléctrica de España. Los alcaldes de Redes, no obstante, esperan que prevalezcan los plazos dados por el Principado. El pasado mes de octubre, el vicepresidente del Principado y consejero de Administración Pública, Juan Cofiño, aseguró en la Junta –en respuesta a la pregunta del diputado y coordinador general de IU Asturias, Ovidio Zapico– que el desmantelamiento de la línea comenzará en primavera, o verano a mucho tardar, de 2023. “Ese es el compromiso establecido con el Ministerio de Transición Ecológica y la empresa (Red Eléctrica)”, señaló entonces.

El alcalde de Sobrescobio, Marcelino Martínez, aseguró ayer que “confiamos en que se cumplan los plazos que manejaba el Principado y que se agilice la retirada porque tener esas torres ahí no tiene ningún sentido”. Por su parte, el regidor de Caso, Miguel Fernández, expresó que “sabemos que en la zona, al menos en Caso, estuvieron técnicos aunque, a día de hoy, no tenemos notificación oficial de nada. Ni de que la van a quitar ni de lo contrario. Si esto lo hubiera hecho un vecino particular ya estaría metido en la Audiencia y con el viaje preparado para Villabona. Pero como lo ha hecho Red Eléctrica... De momento, confiamos en que si han dado su palabra al Gobierno regional, será algo que se convertirá en una realidad. Y que se cumplirán los plazos que se dieron en su día”.

La línea Lada-Velilla –que debía conectar la central langreana con la de la localidad palentina, hoy ambas instalaciones en proceso de desmantelamiento– se construyó en la parte asturiana, pero se frenó en la comunidad autónoma vecina. Los tribunales, a finales de los ochenta, prohibieron el paso de la línea por los espacios protegidos de León. La Junta General exigió en varias ocasiones al Gobierno central, con el apoyo de todos los grupos, el desmantelamiento de la línea. También se impulsaron iniciativas similares ante otras instituciones, hasta el momento sin éxito.

Compartir el artículo

stats