Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adif adjudica obras en el estación de Sotrondio: costará un millón de euros

El administrador contrata la remodelación del andén y la playa de vías en un plazo de cuatro meses | Prosiguen las protestas por el soterramiento

Vecinos de Langreo concentrados ayer a la puerta del Ayuntamiento en defensa del soterramiento. | D. O.

La obra de modernización de la línea de Feve en el valle del Nalón ha dado estos días un nuevo paso, lento pero nuevo. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, a través del Administrador de Infraestructuras ferroviarias (Adif), ha adjudicado las obras de ejecución del andén y la reconfiguración de la playa de vías de la estación de Sotrondio. Una actuación que incluye dentro del proyecto del soterramiento de la línea férrea Gijón-Pola de Laviana.

El contrato ha sido adjudicado a la empresa Tecsa por un importe de 559.545 euros, que sumando el IVA asciende hasta un total de 677.050 euros. A eso habría que añadir otro medio millón de costes de suministros con lo que el presupuesto final asciende a 1.094.165 euros. El plazo marcado por el administrador de infraestructuras ferroviarias para la ejecución de las obras es de cuatro meses.

Esta adjudicación se suma a la del pasado día 15 de marzo, con en contrato para la reconfiguración de la playa de vías de la estación de Feve de El Entrego, que incluye la mejora de los andenes. La obra fue adjudicada a la misma empresa, que realizará los trabajos, también en cuatro meses y con el mismo objetivo: “Conseguir una configuración más eficiente, tanto para la explotación ferroviaria como para su mantenimiento”. El contrato de Sotrondio es el cuarto que se adjudica de los licitados por el gestor ferroviario para la instalación de la superestructura (vías, catenaria y señalización) del soterramiento de la vía de Feve en Langreo.

Los trabajos del soterramiento de las vías de Feve en Langreo comenzaron a finales de 2009 con un presupuesto de 55 millones a cargo a los fondos mineros y un plazo de ejecución de treinta meses. Sin embargo, se desembolsaron 83,3 millones para la construcción del túnel y quedan todavía trabajos pendientes por valor de más de 51 millones.

Finalmente la obra de construcción del túnel, que incluía dos nuevas estaciones, en La Felguera (subterránea) y en Sama, acabó en septiembre de 2017. Su retraso se debatió ayer en el Pleno. Desde entonces, los vecinos, que ayer se manifestaron ante el Ayuntamiento de Langreo, aguardan a que vuelvan las máquinas y que concluya la eliminación del corsé ferroviario que tanto les han prometido en los últimos años.

Compartir el artículo

stats