Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El soterramiento en Langreo supera los doce años sin haber instalado la vía

La actuación ferroviaria, parada desde 2017 y que ya dura más que la ampliación del Canal de Panamá, tiene pendientes dos fases

Imagen tomada desde la actual estación de Feve de La Felguera, con el acceso al tramo soterrado a la izquierda.

La obra del soterramiento de la vía de Feve en Langreo ya dura más que la ampliación del Canal de Panamá. La actuación ferroviaria que se ejecuta en La Felguera y Sama acumula más de doce años y no ha finalizado aún mientras que la gran obra del paso interoceánico en Centroamérica concluyó en 2016 tras nueve años.

En Langreo, la actuación iniciado a finales de 2019, está pendiente de que se ejecuten dos de las tres fases que fueron programadas. Se construyó el túnel y ahora falta que se instale la superestructura ferroviaria (vía, catenaria y señalización) y que se urbanicen los terrenos que quedarán liberados una vez circulen los trenes por el tramo soterrado.

La primera fase, ejecutada por el Principado, finalizó en septiembre de 2017. Ya acumulaba retrasos sobre los plazos iniciales pero, además, desde entonces no se han retomado las obras. Desde que el Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) se comprometió a instalar la vía y la administración autonómica a impulsar el resto de obras con las que culminaría la obra surgieron también diversos inconvenientes que han hecho que las actuaciones no se hayan iniciado todavía.

Entre ellos varias modificaciones del convenio suscrito por el gestor ferroviario, el Principado y el Consistorio para abordar los trabajos, y finalmente la redacción de uno nuevo. Hasta seis documentos diferentes fueron analizados por el Ayuntamiento. En mayo del pasado año las tres partes suscribieron el convenio que permitirá culminar las obras del soterramiento en Langreo. Desde entonces se han licitado los contratos necesarios para acometer las obras: siete por parte del Adif para la superestructura ferroviaria y dos del Principado para urbanizar los terrenos por los que circulan actualmente los trenes.

El convenio apuntaba a 2023 para la finalización de las obras aunque las referidas a la instalación de la vía concluirían en el ejercicio actual. Los trabajos que ejecutará el gestor ferroviario superarán los 42 millones de euros. Las actuaciones de las que se hará cargo la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial disponen de 9,6 millones de euros procedentes de los fondos mineros del Plan del Carbón 2013-2018. Esta financiación obliga a que los trabajos de urbanización finalicen antes del 30 de septiembre del próximo año.

El Principado recibió ofertas de trece empresas para ejecutar las obras aunque finalmente una de ellas ha sido excluida del concurso por no remitir la documentación requerida en los plazos marcados. Ahora, la mesa de contratación aguarda por el informe del Servicio de Infraestructuras sobre la valoración técnica de las ofertas.

También el Adif ha recibido ofertas y están pendiente de adjudicar el grueso de los contratos. Gran parte de las obras que ejecutará la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial están condicionadas al avance de los otros trabajos ya que es necesario que el tren circule por el túnel. No ocurre así con otros, como el nuevo acceso al polígono de Valnalón, que es una de las primeras obras que el Principado pretendía impulsar.

Los trabajos del soterramiento de las vías de Feve en Langreo comenzaron a finales de 2009 con un presupuesto de 55 millones de euros con cargo a los fondos mineros y un plazo de ejecución de treinta meses. Sin embargo, se desembolsaron 83,3 millones de euros para la construcción del túnel y quedan todavía trabajos pendientes por valor de más de 51 millones.

Las obras han sufrido problemas de todo tipo, tanto técnicos como administrativos, así como de financiación. Los trabajos estuvieron paralizados durante más de un año, por el choque entre la adjudicataria y el Principado por los impagos y los sobrecostes. Posteriormente quedaron afectados por la supresión de los fondos mineros por parte del Gobierno de Mariano Rajoy.

Finalmente la obra de construcción del túnel, que incluía dos nuevas estaciones, en La Felguera (subterránea) y en Sama, acabó en septiembre de 2017. Desde entonces, los vecinos aguardan a que vuelvan las máquinas y que concluya la eliminación del corsé ferroviario.

Compartir el artículo

stats