Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cadasa y EDP rechazan la admisión de embarcaciones “no cautivas” en el embalse de Tanes

Esta reclamación impediría, si fuese aceptada, las competiciones en el pantano ya que los turistas solo podrán utilizar las del equipamiento

El embalse de Tanes. | E. P.

La introducción de embarcaciones “no cautivas” (que hayan tenido uso previo en otras aguas, fuera del embalse de Tanes) centra varias de las alegaciones presentadas por el Consorcio de Aguas (Cadasa) y EDP ante la Confederación Hidrográfica del Cantábrico dentro del proceso de análisis de las obras proyectadas para que se pueda navegar en el pantano. Unas reclamaciones que no han sido todavía estudiadas por el organismo estatal ya que no se referían al asunto que se estaba estudiando. Hidrográfica afirmó que queda fuera del marco de este procedimiento administrativo y que se tiene que “sustanciar, en su caso, por los cauces establecidos”.

No ve bien Cadasa, y lo comparte EDP en sus alegaciones, que se pueda admitir el acceso de las piraguas “no cautivas” al pantano casín, que se contempla solo en el caso de aquellas que participen en competiciones deportivas y tras una exhaustiva desinfección. El consorcio regional considera nula la resolución de la Consejería de Medio Rural en la que se da vía libre a que estas embarcaciones puedan ser utilizadas en Tanes. Se basa en que contraviene el decreto regional que permitía el uso lúdico y deportivo en el pantano.

Aluden Cadasa y EDP al “riesgo” de introducir especies alóctonas invasoras como el mejillón cebra. Señala el Consorcio de Aguas que pondría en peligro las instalaciones de túneles y conducciones del sistema de abastecimiento de agua potable.

La Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial, en su respuesta a estas reclamaciones, indica que se proyecta un área de limpieza y desinfección de las embarcaciones y equipos procedentes del exterior que hayan navegado fuera del embalse de Tanes para que no se introduzca ninguna especie invasora. En este proceso se retirarían los residuos adheridos al casco de la embarcación con la aplicación de un sistema mecánico de limpieza con agua caliente a presión mínima de 160 bar y a 60 grados centígrados.

Al permitir la entrada de estas piraguas en las competiciones, explica, se busca compatibilizar el requisito de las embarcaciones “cautivas” para los turistas con la celebración de pruebas deportivas, ya que existe demanda como ha trasladado la Federación Asturiana de Piragüismo y el Ayuntamiento. Defiende la Consejería de Medio Rural que ese proceso de desinfección esté bajo seguimiento de la guardería o una empresa especializada encargada de la gestión.

Ante las alegaciones del Consorcio de Aguas y de EDP, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico trasladó que no era objeto de esa tramitación administrativa analizar la admisión de embarcaciones “no cautivas” ni el riesgo de introducir especies alóctonas. Para ello se precisa otra autorización. El organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica estudió aquellas reclamaciones que habían referencia a las obras para instalar los dos embarcaderos y dos naves. Estas son las instalaciones necesarias para que las embarcaciones sin motor puedan navegar por el pantano casín.

La Confederación dio el visto bueno a esta obra aunque antes de iniciarla el Principado tiene que presentar el proyecto definitivo. También estableció un canon anual de 1.010 euros por ubicar los equipamientos en dominio público hidráulico.

Compartir el artículo

stats