Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El centro neurológico de Langreo abre tras diez años de espera con tres usuarios y sin residencia

El Credine tendrá programas de atención ambulatoria y las camas se ocuparán “a medida que incorporemos recursos”, afirma el Imserso, sin dar plazos

28

EN IMÁGENES: El centro neurológico de Langreo abre tras diez años

El centro de referencia para personas con discapacidades neurológicas (Credine) de Barros ya está en marcha tras diez años de espera. Eso sí, solo como centro de día, ya que los otros dos pilares incluidos originalmente en el proyecto –el bloque residencial y la parte dedicada a la investigación– deberán esperar, sin que el Imserso haya fijado fecha para que se pongan en marcha. “El centro tiene que ir creciendo poco a poco y con sentido; paulatinamente hasta poder desarrollar todas sus capacidades, que son muchas. ”, argumentó Luis Barriga Martín, director general del Imserso, que eludió concretar plazos de ese desarrollo. Por ahora, ya lo hace desde principios de esta semana, el complejo langreano atiende de forma ambulatoria a sus primeros tres pacientes, usuarios de un programa experimental de atención a personas que han sufrido daño cerebral tras padecer un ictus.

Barriga visitó ayer las instalaciones en el marco de la Jornada técnica de coordinación sociosanitaria del Principado de Asturias, que sirvió como inauguración oficiosa del complejo. El plan original del centro establecía una treintena de plazas para el centro de día y otras sesenta de ámbito residencial. De hecho, la instalación cuenta con sesenta camas que fueron utilizadas de forma provisional durante la pandemia para atender a pacientes con covid.

Competencias

No obstante, el máximo responsable del Imserso insistió en resaltar el potencial del centro en la atención ambulatoria, sin detallar cómo ni cuándo se aprovecharán “las capacidades de atención residencial” del complejo. “Esto no va a ser una residencia. Eso me gustaría dejarlo claro. Es un centro de referencia estatal que tiene que estar ligado a la autonomía (personal)”, indicó Barriga que, usando el condicional, añadió que “si aquí residiese alguna persona haciendo noche, sería porque está en una estancia temporal únicamente para el entrenamiento de su vida cotidiana, una recuperación para su vida cotidiana. Nunca en un régimen residencial que no nos compete porque no sería competencia de una entidad como el Imserso”.

Asistentes al acto de ayer en el Credine IRMA COLLIN

En lo referente a los plazos, el responsable del Gobierno central indico que “las atenciones de tipo de estancia temporal” llegarán “en el momento en el que vayamos ganando capacidades y sobre todo tenga sentido dentro del proyecto. No podemos poner unos plazos. Lo que pedimos a la sociedad asturiana es que comprenda que un centro de estas características tiene un potencial enorme, pero que necesitamos poder crecer poco a poco y con sentido”.

Barriga hizo hincapié en su argumentación para destacar que “el proyecto de un centro como este no es una atención residencial total ni muchísimo menos. En todo caso, las capacidades de atención residencial serían siempre temporales como lo son en todos los centros de referencia del Imserso. En el centro de alzhéimer de Salamanca, por ejemplo, hay mucha personas en régimen de centro de día y hay otras en régimen de estancia temporal. Esas capacidades las tiene este centro desde el punto de vista arquitectónico y se irán desarrollando a medida que vayamos incorporando recursos”. “Y sobre todo” –añadió– “viendo la utilidad para la zona” y en “qué situaciones podemos ser complementarios de los servicios sociales asturianos. Como todos los centros del Imserso, este complejo se dedica a promover la autonomía personal y a evitar la institucionalización de las personas, que tengan que ir a entornos residenciales”.

Una sala de fisioterapia del centro neurológico de Langreo IRMA COLLIN

En esa línea, el máximo responsable del Imserso hizo referencia a la iniciativa que ha servicio para abrir la instalación langreana, “un programa de atención y adecuación a su vida cotidiana de personas que han sufrido ictus. Esperamos poder atender de aquí a final de año a unas cuarenta personas en régimen de centro de atención diurna. El centro tiene que ir creciendo paulatinamente hasta poder desarrollar todas sus capacidades que son muchas. Son muchas desde el punto de vista arquitectónico, pero también hay que tenerlas desde el punto de vista funcional”.

Los primeros usuarios son tres personas (dos de El Entrego y una de Mieres) que ya se están atendiendo y hay otras quince solicitudes que “inmediatamente se irán incorporando. Este programa es de atención temporal, en principio de seis meses, para entrenar a las personas en la vida cotidiana después de haber sufrido algún tipo de trastorno neurológico como puede ser daño cerebral o ictus. También queremos que se pueda prestar servicios en lo que son las valoraciones de las obras de accesibilidad que requieren muchos domicilios e instituciones”.

Más programas

Luis Barriga no concretó que otros programas del centro de día se pondrán en marcha tras esta primera experiencia y, sobre la parte de investigación, recalcó que “hay una parte importante de ligazón con sociedades científicas, entidades de investigación y Universidades que se va articulando a través de convenios con universidades para investigaciones en el campo de cuidados que se irán desarrollando desde ya”. También se mostró abierto a poner a disposición de los colectivos de discapacidad las instalaciones, “a medida que el centro gane identidad propia”.

La jornada contó con la participación de la alcaldesa de Langreo, que aseguró que el centro será “un revulsivo” para Langreo. Por su parte, la consejera de Derechos Sociales, Melania Álvarez, y el consejero de Salud, Pablo Fernández, resaltaron la importancia que tuvo en la atención a enfermos covid y las posibilidades que se abren para el futuro.

Protesta de CC OO a las puertas del centro IRMA COLLIN

Protestas de CC OO y de los guardas de seguridad

Durante la visita de los responsables del Imserso a Barros se produjeron protestas. La primera, la del sindicato CC OO, que lleva tiempo ya exigiendo un “cronograma” que aclare cómo va a funicionar, y en qué fechas, el centro. “Se han invertido años y muchos millones para que ahora el Credine sea solo un centro de día”, expuso la secretaria general del sindicato en el valle del Nalón, Esther Barbón. Estuvieron pidiendo “sin éxito” reuniones con Principado, Imserso y Ayuntamiento de Langreo para hablar del tema. No fueron recibidos hasta ayer mismo.

También los guardas de la empresa de seguridad Marsant, que prestaban servicio en el hospital y en el Credine, protestaron. Llevan un mes en huelga, y desde noviembre sin cobrar. Exigen que se encargue “ya” a otra empresa este trabajo.

El plan regional sociosanitario se centrará en la autonomía y la inclusión social

Uno de los asuntos tratado en la Jornada técnica de coordinación sociosanitaria del Principado, celebrada ayer en el Credine, fue el diseño del segundo plan sociosanitario de Asturias, que va a tener una vigencia 2022-2030 y “va a estar muy centrado en dos grandes pilares: la promoción de la autonomía y cuidados de larga duración, por un lado, y la atención a la inclusión social, por el otro” –indicó Ana Fernández Zapico, directora general de Planificación de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar: “También habrá un pilar transversal que tiene que ver con la innovación, la tecnología y las nuevas formas de abordar los retos sociales del bienestar en lo que tiene que ver con los servicios sociales”. María José Fernández, directora general de Cuidados de la Consejería de Salud, expresó, por su parte, que “uno de los grandes retos que tenemos es todo lo que tiene que ver con el bienestar emocional de las personas y en concreto con la salud mental. Hay muchos aspectos transversales que tienen que ver con la coordinación sociosanitaria en los que tenemos mucho campo de mejora”.

Compartir el artículo

stats