Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El proyecto de urbanización del soterramiento incumple demandas municipales, según el informe técnico

El estudio elaborado por el Consistorio sobre el plan del Principado para urbanizar el suelo liberado pide una nueva red de agua

El tren circula por uno de las zonas que será urbanizada en La Felguera. | Fernando Rodríguez

El proyecto de urbanización del suelo liberado por las obras del soterramiento de la línea de Feve en Langreo, que fue elaborado por el Principado, deja incumplidas demandas trasladadas por el Ayuntamiento, según constata el informe técnico municipal. Este análisis fue reclamado por la oposición langreana –Unidas por Llangréu, PP y Ciudadanos– en diciembre del pasado año para comprobar si las peticiones aprobadas en Pleno en 2017 estaban incluidas en el diseño de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial.

La nueva estación de Sama. | Fernando Rodríguez

El convenio suscrito entre el Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), el Principado y el Ayuntamiento de Langreo para culminar la obra del soterramiento reflejaba que el proyecto, que está licitado y próximo a adjudicarse, tenía que ser consensuado con el Consistorio. Los trabajos de urbanización de los terrenos liberados por la actuación se enmarcan en la tercera fase de la obra iniciada en 2009 y paralizada desde 2017. Falta una segunda, la instalación de la denominada superestructura ferroviaria (instalación de la vía, la catenaria y la señalización), que corre a cargo del Adif.

El informe elaborado por el arquitecto municipal constata la "compatibilidad urbanística" del proyecto pero también alude a "incumplimientos al requerimiento del Pleno". Exige, además, la instalación de la red de agua en el nuevo trazado. Las demandas del Ayuntamiento fueron trasladadas días atrás por el concejal de Urbanismo, Javier Álvarez, a la Viceconsejería de Infraestructuras. Desde el departamento regional se trasladó que algunas de las cuestiones podrían ser solventadas una vez empiece la obra. "Habrá algunos puntos que se adaptarán", destacó el edil.

El acuerdo plenario de 2017, alcanzado por unanimidad, reclamaba redes de agua para limpieza e incendios pero el proyecto, sostiene el análisis técnico, no presupuesta actuaciones de nueva instalación ni de modificación de la existente. Para la nueva red, señala el informe, se requiere "un presupuesto limitado y dejándolo para posteriores actuaciones, además de encarecer la operación, destrozaría la urbanización".

Alude, además, a la "falta de integración de la nueva instalación de iluminación dentro de los programas de gestión municipal". En cada una de las luminarias se tiene que instalar un nodo de control y regulación que sea compatible con el sistema existente. La Corporación municipal había acordado reclamar que la actuación se extendiese hasta el barrio de Vega, en un extremo, y el puente de los ingleses, en el otro. Pero "no actúa en toda la zona alterada por las obras de la primera fase", recoge el documento, que apunta que en un tramo de las calles El Puente y José Álvarez Valdés la calzada y las aceras fueron "destrozadas" por la obra del soterramiento. Sin embargo, en ellas no se prevé ninguna actuación.

El informe destaca que "al eliminar el vial a partir de la estación de Sama se quita la zona de aparcamiento que existía en la parte posterior al gimnasio de Los Llerones y el colegio José Bernardo". Además, por el paseo coincidirá el tráfico de autobuses y coches en horarios de entrada y salida en una zona sin ancho suficiente para los dos sentidos de circulación. La Corporación había trasladado que se debería tener en cuenta la necesidad de un aparcamiento disuasorio, de no mes de 50 plazas. Pero, según el análisis, se reducen las plazas existentes antes de las obras del soterramiento.

El estudio de destinos para la estación de Sama, que quedará sin uso cuando los trenes circulen por el túnel, no se aborda en el proyecto de urbanización de los terrenos liberados del uso ferroviario. Esta medida estaba incluida en una enmienda presentada por el PSOE en 2017. La actuación que impulsa el Principado, con la financiación de cerca de diez millones de los fondos mineros, cumple con el planeamiento vigente en el área de actuación. A la empresa seleccionada para ejecutar la obra se le ha dado un plazo para entregar la documentación requerida.

El colectivo vecinal

La Plataforma por el Soterramiento de las Vías de Feve en Langreo reclamó ayer al gobierno local que le remita el informe técnico del Ayuntamiento que evalúa el grado de cumplimiento en el proyecto de urbanización de las peticiones municipales. También solicito el diseño para los terrenos liberados por la obra y los documentos vinculados al Plan Especial de Reforma Interior (PERI) del barrio de El Puente, que "ya fueron demandados en enero", indicó el portavoz del colectivo, David García.

La plataforma pide la dimisión del concejal de Urbanismo, Javier Álvarez; de la alcaldesa, Carmen Arbesú, y del portavoz municipal del PSOE, Javier Castro. "Al PSOE de Langreo se le llena la boca con la participación ciudadana pero no creen en ella. Por eso impiden que la plataforma y los vecinos de El Puente tengamos información del proyecto de urbanización y del PERI".

García criticó que dentro de los 7,9 millones de euros del remanente que se destinan a inversiones "no figure un céntimo para el desarrollo del PERI de El Puente". "Del equipo de gobierno no esperamos nada pero nos sorprende la actitud de Ciudadanos", dijo. También demanda la plataforma que "el Adif y el PSOE" expliquen los "criterios" que motivan que el corte de la línea de Feve durante seis meses y medio, y desde el 1 de agosto, sea de "veinticuatro horas al día desde El Berrón a Laviana y de doce horas hacia Gijón".

Compartir el artículo

stats