Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El "paso" de Iberdrola en Lada "va en buena dirección", afirma el Principado

El Gobierno regional indica que vigilará "que las buenas intenciones se concreten en proyectos tangibles" para compensar el cierre de la térmica

La central térmica de Lada. | E. P.

El Gobierno regional reconoce "el paso" dado por Iberdrola en relación con los terrenos donde se asienta la central térmica de Lada, que se está desmantelando, "va en buena dirección". Aunque advierte de que se mantendrá "alerta para que esas buenas intenciones se concreten también en proyectos tangibles", aseguró la consejera portavoz del Ejecutivo autonómico, Melania Álvarez, tras la reunión del Consejo de Gobierno.

Hizo hincapié en que "desde el principio de la legislatura hemos venido reclamando una compensación justa por los cierres de las térmicas de Soto de la Barca y Lada. Esa sigue siendo la misma posición, con igual contundencia que el primer día", indicó. Álvarez subrayó también que el Gobierno regional "siempre estará dispuesto a colaborar en la medida de sus posibilidades para que esas compensaciones del cierre de la térmica se materialicen cuanto antes". El desmantelamiento de la central durará dos años.

Iberdrola anunció el pasado jueves, en un acto celebrado en las instalaciones de la antigua térmica, que cederá al Ayuntamiento de Langreo más de cuatro hectáreas de los terrenos, los próximos al Nalón, para recuperar el estado natural del río, ampliando su cauce, y posibilitar usos alternativos en el suelo colindante, que actualmente estarían limitados debido a su inundabilidad. También trasladó que está "colaborando para atraer ideas de emprendimiento" para el suelo una vez finalice el desmontaje de la central, que durará dos años. Apuesta, señaló, por la implantación de un polo de actividades logísticas y el asentamiento de "industria vinculada a la transición energética". El CEO de Iberdrola Renovables Energía, Julio Castro, remarcó que se trabaja en "ideas, que todavía tienen que tomar forma" y espera que "sean una realidad en un corto espacio de tiempo".

El Principado ha exigido en numerosas ocasiones a Iberdrola y Naturgy que compensen a los territorios donde ha cerrado sus térmicas. La última vez fue hace unos días, cuando el presidente del Ejecutivo autonómico, Adrián Barbón, incidía en la reclamación en un acto al que asistió la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. La vicepresidenta tercera del Gobierno lamentó, en una entrevista en LA NUEVA ESPAÑA, que "los propietarios de las dos centrales de carbón cerradas en Langreo y Tineo hayan ido con retraso a la hora de proponer proyectos industriales tractores" y añadió que se "están ultimando propuestas".

Iberdrola confirmó que más de cuatro hectáreas de los terrenos ocupados por la térmica serán cedidos al Ayuntamiento para que se aborde una restauración del río, con la construcción de un parque fluvial. El proyecto elaborado por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico en colaboración con el Ayuntamiento de Langreo asciende a cuatro millones de euros y se solicitará fondos de Transición Justa.

Compartir el artículo

stats