Más de 1.430 personas se abonaron a las estaciones de esquí asturianas antes del inicio de la campaña, un 20% más que el año pasado

Los motivos del aumento, la mejor previsión en la nueva temporada y el ahorro económico, como mínimo de 30 euros

Fuentes de Invierno, nevada este sábado, si bien todavía no tiene espesores suficientes como para poder abrir.

Fuentes de Invierno, nevada este sábado, si bien todavía no tiene espesores suficientes como para poder abrir. / L. Camporro

Andrés Velasco

Andrés Velasco

En Asturias hay ganas de esquiar. Y no hay prueba más fehaciente que los datos. Las estaciones de esquí de Valgrande-Pajares y Fuentes de Invierno registraron un total de 1.434 abonados durante el periodo de prepago, que estuvo abierto entre el 14 y el 21 de noviembre. En apenas una semana, casi millar y medio de personas compraron ya su pase anual, en el que se podía obtener un descuento de 30 euros sobre el precio regular del abono en su categoría más cara, la de adulto individual. La cifra de pases comercializados supuso un incremento de casi un 20 por ciento respecto a la temporada anterior, cuando se vendieron 1.216 pases de temporada en la modalidad de prepago.

Aunque desde la administración regional no han especificado los motivos que han llevado a este incremento, lo cierto es que se unen varios factores que han resultado atractivos para los esquiadores. Por un lado, evidentemente que el precio es una de esas razones. El abono anual para un adulto para las estaciones de Pajares y Fuentes de Invierno -en Asturias hace ya años que el pase de temporada sirve indistintamente para cualquiera de sus dos estaciones- tiene un coste de 298 euros, mientras que en el periodo prepago es de 268 euros. El descuento se aplica también a otras modalidades, por lo que para un esquiador habitual, es mucho más económico sacar el abono en el plazo de prepago.

Pero hay más motivos. Durante muchas temporadas, tanto los esquiadores como el sector de la nieve en general se han quejado de que el Principado dilataba en el tiempo la publicación del calendario de la temporada y los precios. Sin embargo, para esta temporada 2023-2024, ya estaba listo a mediados de noviembre, lo que ha permitido tener un margen suficiente para poder proceder a la compra de los abonos. Una tercera razón también es la mejora de las instalaciones. La primera temporada de la telecabina de Pajares supuso una muestra de la potencialidad de la estación lenense, algo que ha animado a muchos esquiadores a abonarse antes de iniciarse la campaña.

Apertura

Eso sí, las casi 1.500 personas que se abonaron de forma anticipada, junto con los esquiadores que ya lo hayan hecho después del 21 de noviembre o lo tengan pensado hacer, no podrán esquiar de momento. El calendario hecho público por el Principado fijaba el día 30 de noviembre como fecha para iniciar la campaña. Pero ha faltado el elemento más importante: la nieve. Las pistas de Pajares y Fuentes de Invierno se encontraban apenas sin un copo de nieve durante la semana, algo que cambió la pasada noche, si bien por ahora la nieve que ha caído es "insuficiente" para poder abrir. Tampoco en León han podido abrir sus estaciones, algo que estaba previsto para este viernes 1 de diciembre.

Eso sí, en el caso de Asturias, la estación de Valgrande-Pajares no estará cerrada al cien por cien. Y es que por primera vez en tres décadas, el complejo invernal lenense volverá a abrir sus remontes dentro del calendario de la campaña invernal para uso turístico. Esto quiere decir que turistas o aficionados a la montaña podrán coger la nueva telecabina para subir al Cuitu Negru -que será final de etapa en la Vuelta a España de 2024- para dar un paseo, hacer una ruta o conocer la montaña asturiana.