Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mario Antuña

Siete leguas

Mario Antuña

Contra la muerte blanca

Nieva sobre proyectos mojados o aparcados en algún cajón, lejos de la carretera de San Isidro. El riesgo crítico de aludes en 24 lugares de su trazado no es consecuencia de la última nevada, sino de un peligro tan conocido como orillado. Un centenar de personas se concentraron el domingo en Cabañaquinta para reclamar soluciones. Cuatro muertos en los últimos meses justifican la exigencia. Uno de los fallecidos, Virgilio García, aún está desaparecido, en una tumba de toneladas de nieve. Urge una solución. Primero por seguridad. También porque es la vía de uno de los enclaves llamados a potenciar el turismo, como lo muestran las adhesiones llegadas de toda España. Técnicos y expertos deben decidir cuáles son las medidas adecuadas para contener y evitar las avalanchas. Políticos y gestores tienen que evitar más demoras. San Isidro no puede ser un puerto de muerte blanca.

Compartir el artículo

stats