27 de octubre de 2009
27.10.2009
La Nueva España

El Madrid homenajeó al fallecido Arsuaga en El Molinón

27.10.2009 | 01:00

Gijón, N. A.

El Real Madrid portó brazaletes negros en el partido disputado el sábado en El Molinón en señal de duelo por el fallecimiento de dos personas muy relacionadas con el club: el socio número uno, Félix Pérez Álvarez, y Pedro Arsuaga, que fuera jugador merengue entre los años 1946 y 1954.


Pedro Arsuaga era padre de José Luis Arsuaga, miembro del equipo de investigaciones de Atapuerca (Burgos), que recibió el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica en 1997. Como futbolista, Arsuaga fue un extremo izquierdo nacido en Tolosa (Guipúzcua) el 19 de octubre de 1927. Con la camiseta blanca anotó 20 goles tras 65 partidos disputados en la Liga española y otro tanto más en los 14 encuentros coperos en los que participó. Entre las numerosas anécdotas que llenan su excelso palmarés, destaca su participación en el partido que inauguró el Santiago Bernabeu.


Durante los ocho años que vistió la camiseta del Real Madrid destacó por su rapidez y regate y logró dos títulos consecutivos: la Copa de las temporadas 1946 y 1947. Además del club merengue, Arsuaga dejó muestras de su calidad en los equipos del Granada y Racing de Santander.


Una vez finalizada su carrera como futbolista, Arsuaga trabajó como economista y posteriormente estudió lenguas semíticas. No era un habitual de los estadios, prefería ver los partidos por la televisión y se confesaba seguidor del Real Madrid y de la Real Sociedad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.