07 de enero de 2019
07.01.2019

Una victoria sin efecto

El triunfo del Teslacard en Cantabria no tiene repercusión sobre el papel de cara a la segunda fase

07.01.2019 | 00:50
Álex Rubiera, a la derecha, defiende una acción sobre Pablo Bretón.

El atractivo formato de la LEB Plata conlleva a que, el triunfo logrado por el Teslacard Círculo Gijón no tenga, sobre el papel, una gran repercusión de cara a la segunda fase. Desde la perspectiva que rodea al equipo gijonés, que se ha marcado la permanencia como objetivo, "era más importante ganar al Juaristi (que es séptimo) que al Estela (quinto clasificado), la hubiéramos cambiado, pero para nosotros es muy importante ganar en una cancha tan difícil para empezar el año y que nos da una dosis extra de confianza", asegura el jugador Álex Rubiera.

El gijonés lo analiza con atino, es el sentimiento de la plantilla del Teslacard Círculo Gijón que, como todos, son conscientes de cuáles pueden ser sus rivales directos y en el que el valor de la victoria sí va a tener una repercusión mayor en la segunda vuelta. El formato de la LEB Plata hace que, en la segunda fase del campeonato en el que se medirán los seis últimos clasificados del Grupo Oeste ante los del Grupo Este (bajan seis) se contabilicen sólo los enfrentamientos directos entre los equipos que están inmersos en esa lucha por la permanencia. Por ello, el duelo ante el Estela, que apunta a estar entre los seis primeros y luchar por el ascenso a LEB Oro, no se antoja importante de cara al futuro.

Tres victorias para la segunda fase

A día de hoy, el equipo de Nacho Galán, que tiene un balance de 5 victorias y 11 derrotas, acudiría a la segunda fase con 3 victorias y 5 derrotas, ya que dos de sus triunfos fueron ante Rioja y Estela, estando ambos equipos por encima en la actualidad del corte de la sexta plaza, con lo cual no computarían a la hora de acudir a la segunda. Y el calendario del Teslacard Círculo le lleva a jugar las dos próximas jornadas ante los dos primeros clasificados, cayendo en la misma tesitura que ante el cuadro cántabro.

Cierto es que el futuro es impredecible y que el equipo de Nacho Galán, debido a la gran igualdad que premia en la categoría, no sabe si estará por encima o por debajo de esa frontera que marcará el sexto clasificado, del cual le separan a día de hoy tres victorias. "Tenemos que olvidarnos un poco de la clasificación y ganar al rival que nos pongan, todas las victorias son positivas", afirma Rubiera sobre los enfrentamientos que tendrán en casa ante el Zornotza (sábado, 19.30 horas) y el Aquimisa Zamora.

La moral de los gijoneses está ahora por las nubes al estrenar su casillero de triunfos como visitantes, lo cual puede suponer un punto de inflexión de cara al futuro. "Demostramos que podemos ser un equipo muy peligroso", comenta un Álex Rubiera que se ha amoldado a la perfección al puesto de base ante las bajas y el gijonés afirma: "Estoy muy cómodo en esa posición".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes