06 de septiembre de 2020
06.09.2020
La Nueva España
BALONMANO | COPA DE LA REINA

Con la miel en los labios

El Liberbank cayó en los penaltis ante el Málaga tras una intensa semifinal en la que las gijonesas se estrellaron contra Castellanos

06.09.2020 | 02:31
María Palomo lanza a portería.

Nada que objetar. El Liberbank Gijón no jugará esta tarde la final de la Copa de la Reina tras caer ayer ante el Rincón Fertilidad Málaga en el lanzamiento de penaltis después de que el partido finalizase con empate a 22 goles y la prórroga con igualdad a 24. Las gijonesas no era favoritas porque el Málaga ha formado una plantilla de campanillas y además jugaba en casa. Y la cosa no empezó bien porque rápidamente las andaluzas se fueron en el marcador, 1-5 en el minuto 10, gracias a una gran defensa y a la actuación de la portera Merche Castellanos que acabó siendo clave para que su equipo alcanzase la primera final de su historia.

Pero las jugadoras de Cristina Cabeza no se vinieron abajo ni cuando la diferencia se fue a los cinco goles, 13-8. Un tiempo muerto y el cambio en la portería en la que entró Raquel Álvarez en lugar de Meriem Ezbida y el Liberbank Gijón fue otro. Maquilló el resultado antes del descanso, 13-10, con cinco paradas consecutivas de la portera gijonesa y el equipo dando sensación de que la segunda parte iba a ser diferente.

Y lo fue. Un parcial de 5-2 puso el empate a 15 en el marcador tras dos goles de María González, otros dos de Laura Rivas y uno de Aida Palicio. Los nervios empezaron a aparecer en las filas malagueñas que veían como el Liberbank Gijón daban la vuelta al marcador, 16-15. El partido ganó en emoción pero no perdió en intensidad porque los dos equipos lo dieron todo buscando clasificarse para la final. La segunda parte fue un duelo de porteras porque a la gran actuación de Castellanos respondió Raquel con grandes paradas y los empates se sucedían. Con igualdad en el marcador, 22-22, y tres segundos para el final los árbitros señalaron penalti en contra del Liberbank. Silvia Arderius se dispuso a lanzarlo, de convertirlo haría finalista a su equipo, pero lo envió alto y el partido se fue a la prórroga.

Aida Palicio adelanta a las gijonesas pero a continuación dos goles de la extremo brasileña Isabella Mederios daba ventaja al Málaga y es de nuevo Aida la que establece una nueva igualada. En la segunda parte de la prórroga ninguno de los dos equipos fue capaz de marcar. Si en el tiempo reglamentario Arderius pudo haber dado la victoria a su equipo en los instantes finales, en la prórroga fue Aida la que pudo meter al Liberbank en su segunda final. La acción fue la misma, un penalti, este sobre Marizza Faría. La asturiana lanzó la falta máxima y Castellanos se la paró. Empate y a la lotería de los penaltis. En estos el Rincón Fertilidad Málaga anotó los cinco y Castellanos se lo paró a María Palomo, resultado final 27-29, porque las gijonesas ya no tiraron el quinto penalti. El Liberbank Gijón se queda con la miel en los labios pero la conciencia tranquila de que lo dieron todo y dejando muy buenas sensaciones de cara a la Liga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.