Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Palencia, la maldición de un OCB que empieza el play-off perdiendo

El Unicaja Banco Oviedo ganaba 70-71 a 50 segundos del final, pero una pérdida y un error de Xavier le cuestan la primera derrota en el play-off

15

En imágenes: Palencia-Unicaja Banco Oviedo

El Unicaja Banco Oviedo volvió a tropezar con la misma piedra de siempre, el Palencia, equipo al que no ha ganado nunca a domicilio en los cuatro enfrentamientos que llevan en los play-off de ascenso a la ACB. Y mira que esta vez estuvo cerca. Un mate de Kabasele, que por momentos dominó bajo los aros, puso el marcador a favor para los asturianos (70-71) a 2.03 minutos del final. Una buena defensa permitió al OCB hacerse con el balón cuando quedaba poco más de un minuto de juego, un error en ataque les volvió a dar el balón a los palentinos a 1.10 y, de nuevo, el Oviedo defendió su ventaja en defensa. Pero a partir de ahí empezaron a suceder esos fenómenos paranormales que hacen que el OCB termine cayendo una y otra vez en esta pista cuando se está jugando el ascenso: Kabasele casi pierde el balón a 52 segundos del final, poco después se confirmó el ataque de nervios y Atencia lo perdió en un saque de banda, dándole la posesión a Palencia que, esta vez, no perdonó. Juan Rubio levantó a la afición local con un triple que ponía dos arriba a los suyos (73-71) cuando quedaban 35 segundos por jugarse. Lezkano paró el partido y la jugada que dibujó acabó con un balón a Xavier en la línea de tres, el caboverdiano amagó el tiro, fintó y se hizo el espacio para una canasta que debía ser cómoda para él y que erró. A punto estuvo Kabasele de coger el rebote, pero se le escurrió entre los dedos como al OCB se le estaba yendo el partido sin remedio. Quedaban 20 segundo pero el balón estaba en las manos de un Palencia que sí supo qué hacer con él y cómo conservarlo para dar el primer golpe en la mesa de un play-off al que aún le quedan varios capítulos por escribir. El siguiente será mañana, a las 18:30 horas, en el mismo escenario, un lugar que de momento está maldito para el OCB cuando llegan la lucha por el ascenso.

Una de las cosas que más puede doler en el equipo visitante fue lo bien que comenzaron el partido para que al final se les escapara. Se vio a un OCB muy bien asentado, con el duelo bien estudiado, capaz de frenar el ataque de su rival. Entre Kamba y Kabasele dieron un tono físico al equipo que permitió a los anotadores, Jorgensen, Atencia y Lundqvist sumar con regularidad. Una canasta de Kabasele disparó la ventaja a favor del OCB a 10 puntos (7-17) cuando quedaban 2.51 para acabar el primer parcial. La renta se estiró hasta los 15 puntos (7-22) tras dos buenas acciones de Lundqvist cuando quedaban dos minutos por jugarse de ese primer acto. Pero ya en ese cuarto el OCB empezó a cometer equivocaciones, alguna pérdida estúpida, que permitieron ver la luz a los palentinos e irse con una desventaja de solo ocho puntos (14-22) al final de los diez primeros minutos.

Tras el descanso reinó la igualdad pero el Palencia supo jugar mejor el final

decoration

Esas malas sensaciones del final del primer cuarto se confirmaron en el segundo, cuando el OCB se fue del partido y el Palencia lo aprovechó de una forma que parecía podía ser definitiva. Rubio, Ali, Fall y, sobre todo, Dani Rodríguez se encargaron darle la vuelta al marcador en menos de cuatro minutos (25-24). La sangría no paraba y Palencia se fue nueve arriba (35-26) tras una canasta de Ali a 4.12 del descanso. El OCB había desaparecido de la cancha, no quedaba ni rastro del equipo que salió como un avión a por la victoria. El calor, asfixiante en el recinto palentino, parecía haber afectado a un equipo que no era capaz de reaccionar.

El Oviedo necesitaba algo y apareció Jorgensen para aportar su acierto y devolver la esperanza al equipo asturiano. También empezó a verse más suelto a un Sean McDonnell que terminaría siendo decisivo en la reacción que tuvo a partir de ahí el OCB. Al descanso, el equipo de Lezkano se fue solo cuatro abajo (38-34). Y en la segunda parte ya todo fue igualdad.

El nivel subió y los dos equipos empezaron a sacar rendimiento de sus mejore s virtudes, en el lado palentino Ali a base de talento y Blumbergs desde la línea de tres castigaron a un OCB en el que Kamba tomó el mando de las operaciones. Pena que no le sacara rendimiento con un mayor acierto desde la línea de personal (anotó dos de los cinco que tiró). Poco a poco, Kabasele tomó el relevo, se fue haciendo fuerte, cogiendo más rebotes y, por fin, un triple de Elechi les puso a un punto (50-49) a 3:21 de acabar el tercer cuarto. Pero volvieron los errores del OCB y el Palencia se fue cinco arriba al último parcial (60-55).

Los de Lezkano desaparecieron en el segundo cuarto, encadenando errores

decoration

Pero en el último cuarto comenzó entonado el OCB, con un Sean McDonnell que rebañaba todos los balones y salía con valentía al contraataque. Un triple de Xavier a 6.59 del final empató el partido a 63 y enloqueció el partido. También emergió ahí la figura del pívot del Palencia Barro, que evitó que el tirón del OCB fuera a más. Una buena acción de Olle Lundqvist puso por delante al equipo asturiano a 3.20 del final (68-69) y a partir de ahí el equipo de Lezkano tuvo varias oportunidades de coger una ventaja que le hubiera dado algo de tranquilidad, pero no fue capaz, falló siempre en esos momentos claves.

Esos instantes en los que estos partidos grandes se decantan de uno y otro lado, en los que un triple de Rubio levanta de su asiento a más de 2.000 personas y un error de Xavier te condena a una dolorosa derrota. Lo bueno del play-off es que la siguiente oportunidad llegar rápido, tanto como mañana, cuando el OCB tratará de empatar la eliminatoria, asegurarse un cuarto partido en Pumarín y, sobre todo, acabar con la maldición de Palencia.

Fernando Villabella, en una imagen de archivo. FERNANDO RODRÍGUEZ

El presidente del OCB: “Nos está costando encontrar patrocinador”

E. F.-P. / A. L. / J. J.

El presidente del Oviedo Baloncesto, Fernando Villabella, reconocía ayer que la decisión de Unicaja Banco de dejar de patrocinar al equipo les ha llegado en un mal momento: “Tendríamos que estar centrados en el play-off y no en esto”. Villabella invita a la entidad financiera a que cambie su decisión: “Nos gustaría que Unicaja siguiera con nosotros la mayor cantidad de tiempo posible, si subiéramos a la ACB nos gustaría que siguiera apoyando al equipo”. También reconoce que la situación ahora es complicada para dar con un nuevo patrocinador principal: “Con la situación en la que está Asturias y sus empresas nos está resultado complicado encontrar un sustituto”, dijo. Además, el tiempo es limitado: “Si no subimos, a principios de julio tenemos que formalizar la inscripción en la LEB Oro”.

Otro que no contará con el patrocinio de Unicaja Banco la próxima temporada es el Balonmano La Calzada, al que está decisión no ha cogido por sorpresa. En su caso, el club que compite en la máxima categoría femenina del balonmano español tiene ya firmado otro patrocinador para la próxima temporada que aportará una cantidad similar a la de Unicaja. El club no dará a conocer a su nuevo patrocinador hasta el 30 de junio, cuando finalice su contrato con el actual. Eso ha permitido al club gijonés alcanzar acuerdos para renovar a buena parte de su actual plantilla.

La consejera de Cultura Berta Piñán, por su parte, destacó que su consejería siempre está “con el deporte asturiano, somos sus primeros interlocutores”. “Nuestro completo apoyo al Oviedo Baloncesto”, dijo Piñán durante una visita al Museo Arqueológico. La consejera deseó que “se reconduzca la situación”. En cuanto al OCB, aseguró que “el club está en una situación muy dulce y Unicaja, a través de la antigua Liberbank, tiene que tener vinculación con Asturias”, sentenció.

Compartir el artículo

stats