Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo González

En territorio comanche

Pablo González

La opinión sobre el día VI de la crisis del covid en el Sporting: Javi, ya somos 130 y un british

La plantilla del Sporting durante el primer entrenamiento en Mareo tras el brote de covid

La plantilla del Sporting durante el primer entrenamiento en Mareo tras el brote de covid

El brote del Sporting ya se ha convertido en la zona cero. Se acabaron los paños calientes por mucho que la propiedad haya tratado de minimizar las consecuencias a lo largo de toda la semana a base de esconder el problema debajo del edredón, y no el de la Pedroche

Tanto empeño en evitar que se supiera qué jugadores habían pillado el bicho, y ahora es lo de menos. Los números que manejan los sanitarios están ahí. Y son cifras bastante considerables si se tienen en cuenta los últimos guarismos de la incidencia del virus en Asturias.

Sería indispensable que hoy mismo alguien del club diera la cara. No se piden culpables ni cabezas, allá cada uno con su conciencia con lo que ha hecho o dejado de hacer y si pagan justos por pecadores, pero sí una explicación de lo ocurrido.

Esto ya no es un asunto interno de una entidad privada, esto ya afecta a la colectividad. Así que Javi, tocaría socializar para explicar, por ejemplo, por qué hay quien colabora poco y mal con las autoridades.

Pero la posibilidad de que alguien salga a dar cara ni cotiza en las casas de apuestas. Sí que lo hace que se produzcan disparos contra el mensajero, el pianista y lo que haga falta. De esta igual se entera Tebas. Y como lo tuitee Barbón, que no salga de Europa.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats