02 de mayo de 2010
02.05.2010

El Gobierno desvela, en pleno Primero de Mayo, que el paro bajó en abril en 24.000 personas

l La celebración del Día del Trabajo l Las manifestaciones
España registra el primer descenso del desempleo en 8 meses l Fuertes críticas a Mittal en la movilización sindical de Gijón

02.05.2010 | 02:00
Veinte mil manifestantes, según la policía. La manifestación del Primero de Mayo reunió a 20.000 personas en Gijón, según la Policía Local. En la imagen, un fotógrafo enfoca hacia la marcha en la avenida de la Costa.

Gijón / Madrid,


José Luis SALINAS / Agencias


El paro registrado por las oficinas de empleo descendió en torno a 24.000 personas en España en el mes de abril. El Gobierno adelantó ayer un dato que iba a hacerse oficial el próximo martes y lo hizo coincidiendo con las manifestaciones del Primero de Mayo y después de que la Encuesta de Población Activa (EPA) señalara el pasado viernes que la destrucción de trabajo continuó durante el primer trimestre del año, que el país sumó en ese período 286.200 desempleados y que la tasa de paro había superado el 20 por ciento.


El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, anticipó ayer en Llerena (Badajoz) que el dato de paro registrado correspondiente a abril sería «bueno». Horas después, la agencia «Efe» informó, citando fuentes de la Administración, de que el pasado abril el paro retrocedió por primera vez tras ocho meses consecutivos de incrementos. La última vez que descendió el número de desempleados fue en julio de 2009. A finales de marzo había 4,16 millones de parados inscritos en las oficinas del antiguo Inem, 83.000 de ellos asturianos. Según una práctica común de los sucesivos gobiernos, los datos del paro se hacen públicos con arreglo a un calendario prefijado y que generalmente se respeta con escrúpulo.


El descenso del desempleo trascendió una vez concluidas ya las manifestaciones del Primero de Mayo. En la de Asturias, celebrada en Gijón, Lakshmi Mittal, primer accionista de Arcelor-Mittal, se convirtió en una de las principales dianas de las críticas sindicales. La decisión del grupo siderúrgico de no construir un nuevo horno alto en Gijón y de sustituir esa inversión por una reforma de la instalación actual no ha sentado bien entre los representantes de las centrales, que reclamaron al magnate indio un mayor compromiso con Asturias.


El primer dardo lo lanzó el secretario general de UGT, Justo Rodríguez Braga, en un concurrido paseo de Begoña (según la organización unas 25.000 personas participaron en la manifestación, 20.000 según la Policía). El sindicalista espetó: «Señor Mittal, tenga respeto con los asturianos. Nosotros le hemos casi regalado una empresa que era pública. Y, por lo que parece, a usted no le basta con ser millonario, sino que quiere ser asquerosamente rico». La empresa ganó 514 millones de euros en el primer trimestre.


Con un tono más contenido, el secretario general de CC OO, Antonio Pino, apuntó: «Es una empresa (Arcelor) que ha tenido unos grandes beneficios, pero que, además de vulnerar el derecho de huelga (en alusión al cierre patronal que decretó la multinacional en el tren de alambrón para evitar la protesta de los trabajadores), no hace las inversiones previstas». Las palabras contra el magnate indio provocaron aplausos en el paseo de Begoña.


UGT y CC OO también lanzaron críticas contra el presidente de la patronal nacional CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y contra la subida del IVA decidida por el Gobierno. La marcha convocada por los sindicatos mayoritarios transcurrió sin incidentes. También en Gijón, las organizaciones minoritarias celebraron una manifestación alternativa. Algunos participantes quemaron neumáticos para cortar el tráfico frente al Náutico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35


Enlaces recomendados: Premios Cine