06 de mayo de 2010
06.05.2010
 

El acero vuelve a tirar de El Musel

El incremento de la producción siderúrgica en Veriña eleva hasta nueve millones de toneladas las previsiones de importación por el puerto gijonés

06.05.2010 | 02:00

Gijón / Oviedo,

F. G./ M. M.

El incremento de producción en las factorías asturianas de Arcelor-Mittal se irradia a las múltiples actividades que dependen de la marcha de la multinacional en mayor o menor medida. Es el caso del puerto gijonés de El Musel. El gigante siderúrgico prevé importar a través de estas instalaciones 9 millones de toneladas de materia prima, frente a las 6,4 millones de toneladas de 2009. Esta mejora supone un incremento de las importaciones desde el puerto gijonés para la factoría de Arcelor de un 40 por ciento.


Los puertos de Gijón y Avilés son estratégicos para las instalaciones siderúrgicas, que mueven sus mercancías por mar o por ferrocarril y en muy contadas ocasiones por carretera. Así que la marcha de la compañía se refleja con carácter inmediato en las cuentas de ambas instalaciones portuarias. Sus números se desplomaron a finales de 2008 y bajaron a cifras que no se recordaban durante el año 2009, precisamente cuando Lakshmi Mittal, presidente y accionista mayoritario del gigante siderúrgico, decidió parar la práctica totalidad de las instalaciones asturianas.


La recuperación lenta pero sostenida de la actividad fabril en los últimos meses también se refleja ya en las estadísticas de ambos puertos, así como en sus previsiones.


Arcelor importa a través de El Musel carbón para coquizar procedente de muy diversos países, y mineral de hierro, principalmente desde Brasil. Desde Avilés sale coque hacia distintas plantas de la compañía en el mundo.


El puerto gijonés es la base de operaciones de la multinacional siderúrgica para exportar carril hacia Europa y Sudamérica, chapa gruesa para Asia y Oriente Medio, y alambrón para estos dos destinos y América del Norte (la empresa no concreta por países). En el caso de las instalaciones de Avilés, desde el puerto de esta ciudad se exporta bobina caliente hacia Europa y galvanizado para automóvil hacia Sudamérica.


Los dos puertos asturianos corrigieron al alza sus previsiones el año pasado, una vez que se anunció el arranque de las instalaciones siderúrgicas. Pero aún así, las cifras se quedaron muy lejos de los tráficos a los que estaban acostumbrados. Ahora, cuando sólo ha pasado un trimestre de 2010, Arcelor ya ha anunciado que la carga de trabajo irá en aumento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35