21 de mayo de 2010
21.05.2010
 
Medidas contra el déficit

Salgado asegura que el nuevo impuesto está por "definir"

La ministra niega que se vaya a recuperar la tasa sobre Patrimonio, que "no era un impuesto bien diseñado"

21.05.2010 | 12:30

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, dijo este viernes que el Gobierno tiene que "definir" la figura impositiva que hará que efectivamente aporten más los que más tienen y añadió que el impuesto sobre el Patrimonio, que afectaba mucho a las clases medias, estaba mal diseñado.

En una entrevista en RNE, recogida por Efe, Salgado respondió así tras ser preguntada por el eventual aumento de impuestos a las rentas más altas anunciado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y sobre la posibilidad de que se recupere el impuesto sobre el Patrimonio, derogado en 2008.

Salgado reiteró que si el Ejecutivo hubiera sabido lo fuerte y duradera que iba a ser la crisis "seguramente" habría retrasado la decisión de eliminar este gravamen "porque nos aportaba 2.000 millones de euros que no hemos tenido durante el año más duro de la crisis", para financiar los servicios públicos o los estímulos fiscales puestos en marcha.

"También dije -en referencia a unas declaraciones hechas en marzo- que en la configuración que tenía afectaba mucho a las clases medias porque en los niveles en los que se hacía el corte afectaba a todo aquel tuviera una vivienda, aunque fuera modesta y fuera su residencia habitual", dijo la ministra.

Además, cada comunidad autónoma tenía la posibilidad de reducirlo a cero, por lo que podría pasar que no se pagara en Madrid, como se anunció que ocurriría, y que sí se pagara en otras autonomías.

"No era un impuesto bien diseñado", apuntó Salgado, que insistió en la conveniencia de eliminarlo, pese a que tal vez no se hizo en el momento más adecuado.

Respecto a la futura subida de impuestos "a los que más tienen", Salgado aseguró que se concretará en el momento oportuno, y explicó que el Gobierno tendrá que definirlo para que "efectivamente" afecte a esas personas "que más tienen" y que, al menos mientras dure la crisis, "deben hacer un esfuerzo adicional que no se le puede pedir a los que menos tienen".

La ministra recordó que la primera finalidad de un impuesto es la de aportar recursos para el sostenimiento de los servicios públicos, dentro de lo cual deben ser progresivos para contribuir al reparto de la carga de manera proporcional "de forma que pagan más los que más tienen".

Tras mencionar la subida del IVA, Salgado reconoció que un aumento "general" de impuestos tiene efectos sobre el crecimiento, en tanto que una subida "muy especializada como la que el presidente del Gobierno está contemplando no va a tener efectos sobre el crecimiento sino sobre la redistribución del esfuerzo".

Respecto a la revisión a la baja de las previsiones de crecimiento para España tras las medidas aprobadas ayer para atajar el gasto público, Salgado subrayó que se trata de una "previsión muy conservadora", que "confiamos" en que podrá ser superada.

Añadió que esta perspectiva conservadora no sólo se debe a la reducción del déficit en España sino a que otros países de su entorno están en "procesos similares, lo que afecta a nuestro crecimiento".

Salgado apuntó que para hacer frente a la situación "la segunda pata de la contención del gasto público" debe pasar por medidas que contribuyan a cambiar el modelo económico español, como la reforma del mercado laboral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35


Enlaces recomendados: Premios Cine