22 de agosto de 2018
22.08.2018

Esto es lo que cobran quienes reciben pensiones en Alemania

Así funciona el sistema de retribución a los jubilados en el país germano

22.08.2018 | 16:24

Las pensiones están en boca de todos. La subida del 1,6 por ciento de estas prestaciones aprobada por el gobierno de Mariano Rajoy y tramitada por el Ejecutivo de Pedro Sánchez después de la moción de censura que llevó al socialista a la Moncloa, ha hecho que las pensiones suban unos 12 euros de media (hay pensionistas que han cobrado más gracias a un mayor porcentaje de subida de hasta el 3 por ciento). En diez años estas pagas que cobran mayoritariamente quienes han dejado de trabajar, han subido 200 euros como te contábamos hace días. Con esta subida la pensión media por jubilación quedan fijadas en los 1.084 euros de media aunque las hay más bajas (las de orfandad apenas llegan a los 384,60 euros de media). Pero, ¿y en otros países de nuestro entorno?

Se ha hablado mucho estos días de las pensiones en Alemania. A la hora de equiparar derechos con el país más avanzado de toda la Unión Europea en el plano económico (y desde luego el que más aporta a la zona euro), muchos aseguran que allí los jubilados cobran mucho más cuando se retiran. Pero, ¿es eso cierto? A la vista de los datos no lo parece. Aunque es cierto que este año las pagas a quién se ha retirado han subido un 3 por ciento en Alemania las pensiones van ligadas al crecimiento económico: si sube la economía del país suben las retribuciones a los jubilados.

La pensión media por jubilación en Alemania se sitúa justo en los 1.000 euros mensuales pero hay diferencias según estés en la parte este o en la oeste del país (la que pertenecía a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas después de la II Guerra Mundial y en la que viven todos los que en su día trabajaron para los comunistas).

La edad de jubilación en Alemania está fijada en los 65 años (dos menos que en España) aunque está previsto que de forma progresiva la población tenga que trabajar cada vez más años hasta retirarse. En el país germano el sistema es, además, diferente al español. Allí las pensiones no las pagan (o al menos no sólo), los organismos públicos. Las empresas también contribuyen a una especie de fondo que le garantizan un buen retiro al trabajador. Además esas pensiones públicas también se complementan con planes privados. En España el gobierno llegó a plantear en más de una ocasión (lo hizo incluso el Banco de España) que los trabajadores tuvieran que complementar lo que cobraban con aportaciones a planes privados).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35