03 de enero de 2020
03.01.2020
La Nueva España
Banco Central Europeo

De Guindos, responsable de estabilidad financiera y riesgo en el nuevo BCE de Lagarde

Un cargo que ya ocupaba tras convertirse en vicepresidente del BCE en junio de 2018

03.01.2020 | 16:00
Luis de Guindos.

El español Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), seguirá siendo el responsable de velar por la estabilidad financiera en la eurozona, así como de la gestión del riesgo tras el reparto de funciones que se ha llevado a cabo en el seno de la junta ejecutiva de la institución, después de las recientes incorporaciones del italiano Fabio Panetta y de la alemana Isabel Schnabel.

Guindos ha sido el encargado de vigilar la estabilidad financiera y de las cuestiones relativas a políticas macroprudenciales en la zona euro tras convertirse en vicepresidente del BCE, en junio de 2018, aunque ha dejado de encabezar el área de investigación del banco central, que quedará ahora bajo la responsabilidad de Schnabel.

Asimismo, el representante español en el directorio del BCE mantendrá a su cargo la responsabilidad sobre el área de gestión del riesgo, que asumió por primera vez el pasado mes de noviembre junto a la de emisión de billetes como consecuencia de la dimisión de Sabine Lautenschläger, quien dejó la entidad el pasado 31 de octubre.

No obstante, esta última asignación que recayó sobre Guindos el pasado mes de noviembre pasará a partir de ahora a depender del italiano Fabio Panetta, incorporado en enero en sustitución del francés Benoit Coeuré, cuyo mandato expiró el pasado 31 de diciembre.

Novedades y cargos que no cambian


Por su parte, Christine Lagarde, que asumió la presidencia del BCE en lugar de Mario Draghi el pasado 1 de noviembre, mantiene las mismas funciones dentro del directorio del banco que su predecesor, incluyendo lo relativo a comunicación, auditoría interna, jefatura de servicios y secretariado de la Junta Europea de Riesgo Sistémico.

A su vez, el irlandés Philip Lane seguirá ejerciendo como economista jefe del BCE y responsable de política monetaria, tras encargarse provisionalmente desde noviembre del área de estadística del BCE que antes desempeñaba Sabine Lautenschläger y que a partir de enero será responsabilidad de Isabel Schnabel.

El luxemburgués Yves Mersch, por su lado, seguirá ejerciendo como responsable de los servicios legales en el seno de la ejecutiva del BCE, así como la vicepresidencia del Consejo de Supervisión.

Isabel Schnabel, que ocupa la silla que dejó vacante su compatriota Sabine Lautenschläger y que formaba desde 2014 y hasta su designación como ejecutiva del BCE parte del Consejo de Expertos Económicos del Gobierno de Alemania, conocido popularmente como 'los cinco sabios', será la responsable de las áreas de estadística e investigación, además de las operaciones de mercado del banco central.

Por su parte, Fabio Panetta encabezará la división encargada de supervisar los sistemas de pago en la eurozona y el área de relaciones internacionales y a nivel europeo, además de encargarse de lo relativo a la emisión de billetes de euro y a infraestructura de mercado.

El nuevo directorio del BCE será el encargado de liderar desde enero, junto al resto del Consejo de Gobierno de la entidad, la revisión de la estrategia de la institución, la primera que llevará a cabo el BCE desde 2003.

"No hay nada inusual ni extraordinario en la revisión estratégica", declaró Christine Lagarde en diciembre, durante su primera rueda de prensa como presidenta del BCE. "Han pasado 16 años y es legítimo llevarla a cabo ahora", argumentó.

En este sentido, Lagarde explicó que la revisión será "exhaustiva" y los miembros del Consejo de Gobierno de la institución deberán "mirar debajo de cada piedra", por lo que llevará tiempo, aunque se comprometió a que el proceso pueda completarse a finales de 2020.

La francesa añadió que la revisión estratégica del BCE buscará hacer frente a los desafíos de los últimos 16 años, incluyendo, por lo tanto, retos como los planteados por la tecnología, el cambio climático o la desigualdad. "No pretendemos predicar el Evangelio desde un púlpito, sino que también escucharemos", apostilló la banquera central.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35