27 de julio de 2020
27.07.2020
La Nueva España

En marcha el registro de trabajadores afectados por el cese de las centrales de Lada y Narcea

Los inscritos deberían tener más facilidades para contrataciones y proyectos formativos

27.07.2020 | 16:55
Cartel de protesta por el cierre de la central asturiana.

El Gobierno de España va a poner en marcha mañana, mañana martes 28 de julio, el registro de trabajadores afectados por el cese de actividad de las centrales térmicas de carbón, una herramienta que según las autoridades permitirá canalizar, de forma prioritaria, las oportunidades de empleo, vinculadas al desmantelamiento de estas instalaciones y a las nuevas iniciativas que surjan de los procesos de Transición Justa, a los empleados de las plantas y de sus empresas auxiliares. En Asturias ese registro implica a trabajadores de las centrales de Lada y Narcea.

La constitución del registro forma parte del acuerdo rubricado el pasado mes de abril, denominado "Plan de Acción Urgente 2019-2021 para comarcas de carbón y centrales en cierre", que implica a los Ministerios de Trabajo y Economía Social y para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, las organizaciones sindicales (CC.OO. Industria y UGT-FICA) y las empresas titulares de las centrales térmicas (Endesa, Iberdrola y Naturgy).

Los trabajadores y trabajadoras podrán inscribirse en este registro que será gestionado por el Instituto para la Transición Justa (ITJ), organismo autónomo del Ministerio. Todos ellos, hasta el pasado 30 de junio, estaban vinculados a unas de las nueve centrales térmicas que cesaron su actividad como consecuencia de la aplicación de la Directiva Europea sobre Emisiones Industriales de 2010 para reducir la contaminación atmosférica: Meirama (A Coruña); Lada y Narcea (Asturias); Puente Nuevo (Córdoba), Anllares, Compostilla y La Robla (León), Velilla (Palencia) y Andorra (Teruel).

Entre otros objetivos del registro, sostienen las autoridades, es facilitar a los trabajadores inscritos acceso prioritario en las contrataciones que conllevarán, en el corto plazo, los preceptivos proyectos de desmantelamiento y la restauración ambiental de las zonas vinculadas hasta el momento a las centrales. De igual modo, esta herramienta permitirá canalizar las ofertas de empleo que surjan como resultado de las inversiones previstas -en muchos casos, vinculadas a la generación de energía a partir de fuentes renovables- tanto en los terrenos que ocupaban como en su área de influencia. Asímismo, será útil para realizar un seguimiento de las acciones de formación que se activen para los trabajadores de las centrales y de sus empresas auxiliares, con el fin de garantizar su empleabilidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35