Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La remontada pendiente de Asturias: la región aún tiene 36.000 empleos menos que en 2008

El ministro Escrivá destaca que la región ha recuperado ya el nivel de empleo anterior a la pandemia

Dos personas examinando ofertas de empleo en una oficina pública NACHO OREJAS

José Luis Escrivá acostumbra a anticipar datos sobre la evolución del mercado laboral fuera de las fechas oficiales marcadas para su difusión. Ayer lo hizo en Oviedo al anunciar que este mes de enero España ganará 70.000 cotizantes a la Seguridad Social, cifra significativamente superior a la media mensual del último año (40.000). “La salida de la crisis está siendo con un dinamismo del empleo extraordinario. Va muy por delante de la actividad económica en cifras sorprendentemente altas”, enfatizó el ministro de Inclusión y Seguridad Social.

Escrivá subrayó asimismo los resultados de Asturias, que “ya ha recuperado el nivel de empleo anterior a la pandemia”. Sus datos son estos: en cifras desestacionalizadas, Asturias tenía enfebrero de 2020 algo más de 354.000 cotizantes y, a fecha del 13 de enero de 2022, superaba los 357.000.

El Ministro acompañó su intervención en el coloquio organizado por APD con un conjunto de gráficos en el que sobresale, por su relevancia para Asturias, una fiebre estadística que traza el recorrido del empleo regional durante los últimos catorce años. Como explicó el Ministro, efectivamente el último tramo del trazado refleja la caída sufrida durante lo peor de la pandemia y la recuperación posterior. El gráfico representa antes la ejecutoria laboral asturiana durante la Gran Recesión y en la fase posterior de recuperación, “moderada”, como reconoció José Luis Escrivá. Estas son las cuentas basadas en los números del Ministro: antes de la crisis que se desencadenó a partir de 2008, Asturias rebasaba los 392.000 afiliados a la Seguridad Social; por tanto, nueve años después del final de aquella hecatombe económica global, la región no ha recuperado 36.000 de los 60.000 puestos de trabajo que quedaron destruidos.

El Ministro comentó, de vuelta al presente, que, al igual que en el conjunto de España, en Asturias está creciendo ahora con ímpetu el empleo en actividades las tecnologías de la información y la comunicación, las consultorías y otros servicios a las empresas con alto valor añadido.

Compartir el artículo

stats