Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La compañía gijonesa TSK participará en el diseño de la gran red de hidrógeno para abastecer a Arcelor

El consorcio HyDeal España ya ha contratado a tres ingenierías para la primera fase del proyecto, entre las que está la empresa asturiana y también mantiene contactos con Duro Felguera

El hidrógeno, en el foco de las nuevas inversiones. | SHUTTERSTOCK

El consorcio HyDeal España, anunciado como el mayor proyecto de hidrógeno a nivel mundial, empieza a dejar réditos en Asturias. Con las plantas asturianas de ArcelorMittal y Fertiberia como primeros consumidores, los promotores anunciarán en las próximas semanas las tres ingenierías que desarrollarán la planificación de la compleja red de producción y suministro, entre las que también habrá participación regional y, con ella, carga de trabajo para el Principado. Entre las empresas seleccionadas, según ha podido saber LA NUEVA ESPAÑA, se encuentra TSK.

La compañía gijonesa ha sido contratada por el consorcio para llevar a cabo la planificación del gran proyecto de producción, almacenamiento y abastecimiento de hidrógeno verde llamado a descarbonizar la industria asturiana. En una segunda fase también podría participar Duro Felguera, que también ha mantenido contactos con los dirigentes del consorcio durante los últimos meses, según afirman fuentes conocedoras de los avances de las negociaciones.

El trabajo de las primeras empresas contratadas para la planificación de toda la red de producción de hidrógeno se desarrollará durante los próximos seis meses. En ese periodo de tiempo las firmas seleccionadas realizarán una labor de asesoramiento a los promotores de HyDeal y harán las valoraciones económicas de las diferentes partes de las que se compone el proyecto con el objetivo de cerrar las cuentas de un plan que, se presupone, conllevará una inversión milmillonaria.

HyDeal España, consorcio en el que participan las compañías Arcelor, Fertiberia, Soladvent, Enagás y DH2 Energy, planea hacer oficial sus nuevos “fichajes” en las próximas semanas. Según adelantó el presidente del consorcio, el francés Thierry Lepercq, serán “de las mejores ingenierías del mundo”. TSK participará en la primera fase de planificación del gran proyecto de hidrógeno, aunque se ha planteado un compromiso para continuar colaborando durante las siguientes etapas del proyecto.

La ingeniería TSK, que está cerca de cumplir cuarenta años, se ha convertido en uno de los mayores grupos de desarrollo tecnológico de soluciones sostenibles en España, y también es una compañía líder en sectores como la energía, el manejo de materiales o las infraestructuras eléctricas donde ya ha llevado a cabo soluciones tecnológicas como plantas termosolares, plantas híbridas, plantas flexibles de gas o infraestructuras eléctricas digitalizadas. El grupo cerró 2021 con una contratación de 965 millones de euros y cuenta, a día de hoy, con más de un millar de empleados. Los números de la empresa gijonesa son uno de sus avales para participar en otro gran proyecto energético. En los últimos meses, de la mano de Técnicas Reunidas, consiguió dos grandes contratos en México para el desarrollo de varios ciclos combinados. Esta vez y, al menos en esta fase, su cometido estará más enfocado a la planificación y la estrategia que a la entrega de proyectos llave en mano.

Los primeros pasos del proyecto que pretende descarbonizar la producción siderúrgica de ArcelorMittal ya se han ido dando, pero siempre fuera de las fronteras de la región. Las compañías participantes, que han constituido una sociedad para llevar a cabo sus actuaciones en España (PlatformCo Hidrógeno SL), ya han cerrado acuerdos en Castilla y León y Aragón para la instalación de parques solares que generen la suficiente energía renovable para la producción del gas verde que requieren los clientes del consorcio. Los promotores confirmaron en los últimos meses haber cerrado acuerdos por más de 5.000 hectáreas de terreno y estar negociando por otras 3.000. La mayoría de estas parcelas están ubicadas en la zona de Zamora.

La ingeniería necesaria para llevar a buen puerto las ambiciones de los promotores promete ser compleja. Hasta el momento, los planes de las compañías participantes pasan por distribuir el hidrógeno a través de dos nuevos gasoductos que terminen llegando al núcleo industrial asturiano. En el futuro se plantea también habilitar infraestructuras de almacenamiento, para las que se piensa en reutilizar antiguas minas de sal. Muchas de estas tecnologías todavía no están maduras y las incógnitas sobre los detalles del proyecto siguen siendo múltiples. Los cronogramas que manejan los promotores plantean iniciar los trabajos de construcción de las nuevas instalaciones el próximo 2024. Las primeras moléculas de hidrógeno podrían producirse en 2025 y comenzarían a llegar a las industrias asturianas en 2026.

En el proyecto están incluidas también la instalación de dos gigafactorías de electrolizadores, los equipos necesarios para la producción del hidrógeno. Una de ellas estaría ubicada en Asturias y contaría con una inversión cercana a los cien millones de euros. Sin la localización de la planta definida todavía, los promotores apuestan por utilizar “terrenos cercanos a Arcelor”, como reiteran fuentes del consorcio. Entre las posibilidades para su emplazamiento se encontrarían la ZALIA (Gijón) o parte de los terrenos de las baterías de coque, en Avilés.

Los promotores de HyDeal negocian con fabricantes de electrolizadores como la compañía belga John Cockerill, que ha anunciado la construcción de una segunda planta en Europa. La primera, que se ubicará en Francia, supondrá una inversión de 70 millones de euros y generará 250 puestos de trabajo. Unas cifras similares a las que ha adelantado Thierry Lepercq para la futura instalación asturiana.

Tanto Lepercq como José Manuel Arias, presidente de ArcelorMittal España, se reunieron hace unas semanas con el consejero de Industria, Enrique Fernández, en Oviedo. El socialista solicitó en ese encuentro a los promotores del proyecto que este tuviese un impacto relevante en “toda la cadena de valor” asturiana. Si el hidrógeno se produce fuera que, al menos, el consorcio tuviese un impacto positivo en la economía regional más allá de garantizar la continuidad de la actividad industrial de las empresas que se alimenten del nuevo gas como es el caso de Arcelor y Fertiberia.

Enagás pone en marcha estudios de uso de los gasoductos para distribuir el combustible verde

La compañía Enagás, socia clave del consorcio HyDeal como operadora de la red de gas en España, coordina un proyecto para impulsar el transporte de hidrógeno a través de las infraestructuras existentes, una paso necesario para llevar a cabo planes como el previsto para abastecer a ArcelorMittal y Fertiberia. En el proyecto, denominado GreenH2Pipes, participan ocho compañías internacionales y seis centros de investigación. Cuenta con tres líneas de trabajo independientes que abarcan toda la cadena de valor del hidrógeno (desde la generación de hidrógeno hasta su posterior inyección, transporte y almacenamiento) y se centra en la eliminación de barreras para la inyección de hidrógeno en el sistema gasista. Por su parte, EDP y Reganosa han anunciado que la central de hidrógeno verde que promueven junto a la central térmica de As Pontes (La Coruña) iniciará este mismo mes su tramitación administrativa y medioambiental. Según las compañías impulsoras del proyecto se trata de una instalación de producción mediante electrólisis que empleará el agua del lago de la localidad y “nuevas fuentes de energía limpia”.

Compartir el artículo

stats