Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comienza el desmantelamiento de la línea Lada-Velilla, sin utilizar durante 38 años

El polémico tendido de alta tensión, con 98 torres en Asturias, atraviesa el parque natural de Redes, declarado reserva mundial de la biosfera

Torres de la línea Lada-Velilla en el puerto de Tarna. | Juan Plaza

Red Eléctrica de España acaba de presentar ante el Ministerio para la Transición Ecológica el estudio de impacto ambiental para el desmantelamiento de la línea eléctrica de alta tensión Lada-Velilla. Se pone así en marcha la maquinaria administrativa para eliminar un polémico tendido cuya construcción se inició hace 38 años, que nunca llegó a entrar en servicio y que atraviesa zonas de alto valor ecológico y paisajístico declaradas parque natural y reserva mundial de la biosfera.

Los ayuntamientos de la comarca del Nalón llevan años reclamando la retirada de la línea, que tiene en pie en la parte asturiana 98 torres metálicas y cables del doble circuito. Red Eléctrica de España, promotora del proyecto, se había opuesto al desmantelamiento del tendido hasta que se aclarara el futuro de la nueva conexión eléctrica entre Asturias y Palencia. Después de más de tres décadas de trámites y polémicas, el Ministerio para la Transición Ecológica decidió el pasado año dejar el proyecto fuera de la planificación de la red de transporte de energía eléctrica, lo que supuso darle carpetazo.

En la planificación 2021-2026 ni Lada-Velilla ni su proyecto alternativo, Sama-Velilla, figuraban ya entre las líneas a desarrollar, pero tampoco se incluía el desmantelamiento del trazado ya construido y ello a pesar de que el Principado lo había solicitado en sus alegaciones al plan 2021-2026 por motivos técnicos, económicos, medioambientales y de cohesión territorial en los concejos afectados. Sin embargo, Red Eléctrica de España ya no se opone a la retirada de la línea visto que ya no figura en la planificación estatal de redes de energía eléctrica. Junto con el Gobierno del Principado y el Ministerio para la Transición Ecológica el operador del sistema eléctrico comenzó a preparar la retirada del tendido y ahora ha dado el paso definitivo.

Red Eléctrica de España presentó el pasado 8 de septiembre en la Dirección General de Política Energética y Minas del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico el estudio de impacto ambiental del "Desmantelamiento de la línea área de transporte de energía eléctrica a 400 kv Lada-Velilla en las provincias de Asturias y Palencia", lo que supone activar la tramitación de la retirada de las torres y cables 38 años después.

La línea Lada-Velilla comenzó a desarrollarse en 1984 con el objetivo de mejorar y garantizar la calidad y seguridad del suministro eléctrico en la zona norte de la península. Se consideraba entonces "esencial" dentro de la red de evacuación-suministro de Asturias y Castilla y León. El proyecto inicial de Red Eléctrica de España incluía una línea de alta tensión de 99 kilómetros de longitud entre las subestaciones eléctricas de Lada, en el concejo asturiano de Langreo, y Velilla del Río Carrión, en la provincia de Palencia.

La oposición en León

El proyecto obtuvo autorización administrativa y declaración de utilidad pública en 1986 y de él llegó a construirse todo el tramo asturiano –53 kilómetros con 98 torres incluyendo el tendido de los cables entre Lada y el puerto de Tarna– y una parte de la traza en Palencia. Restaba el tramo que atravesaba la provincia de León, que se retrasó debido a la oposición de la Junta de Castilla y León, que defendía la prevalencia de la utilidad pública de los montes de las reservas nacionales de caza de Mampodre y Riaño. Su postura se reforzó al declararse protegidas las zonas por las que pasada el trazado y ser incluidas en el parque regional de los Picos de Europa y en el parque natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre. La oposición llegó hasta la Comisión Europea, con una queja contra la línea que fue aceptada a trámite. Ante esa situación, Red Eléctrica de España, de acuerdo con la Junta de Castilla y León y el Gobierno del Principado de Asturias, decidió reiniciar desde cero la tramitación. Por entonces, parte del territorio asturiano por el que pasaba la línea ya construida había quedado dentro del parque natural de Redes –que comprende los concejos de Caso y Sobrescobio– y posteriormente la Unesco declaró ese territorio del alto Nalón reserva mundial de la biosfera.

La alternativa a Lada-Velilla fue el proyecto denominado Sama-Velilla, con varias propuestas de trazado que ya no afectaban al parque de Redes ni a los espacios protegidos de Castilla y León. Esas propuestas fueron rechazadas por la mayoría de los territorios que atravesaban. Se presentaron más de 27.000 alegaciones contra el proyecto en Asturias y Castilla y León y su carácter prioritario dentro de la planificación energética fue diluyéndose al tiempo que tanto Asturias como Castilla y León perdían peso energético con el cierre de las centrales térmicas de carbón y de industrias intensivas en consumo eléctrico.

El Ministerio para la Transición Ecológica dio carpetazo al proyecto de la línea el pasado año y ahora Red Eléctrica de España pone en marcha los trámites administrativos para eliminar lo que queda del trazado primitivo Lada-Velilla en Asturias y Palencia.

Compartir el artículo

stats