Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El paro continúa su escalada en Asturias pese al adelanto de la campaña navideña

El Principado registró en noviembre 362 desempleados más, el cuarto alza mensual consecutivo que contrasta con la caída a nivel nacional

Un hombre mira el tablón de ofertas laborales de una oficina de empleo de Avilés. Ricardo Solís

Asturias encadena cuatro meses de subidas del paro. Ni el adelanto de la campaña navideña, que ahora arranca con el "Black Friday", ha impedido que la cola del desempleo aumente en noviembre, a contracorriente de lo que está ocurriendo en el conjunto de España, donde se suceden dos meses de recortes del desempleo.

Asturias finalizó noviembre con 63.001 personas en paro, 362 más que en octubre, lo que supone un incremento del 0,58% que contrasta con el recorte del 1,15% registrado a nivel nacional (hasta 2.881.380 personas), de acuerdo a los datos publicados ayer por los ministerios de Trabajo y Economía Social, y de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. El sector servicios fue el que sufrió un mayor incremento del paro en Asturias, con 344 demandantes más y ello a pesar de que todas las compañías de recursos humanos coinciden en destacar que la campaña de contratación de Navidad se ha adelantado a noviembre con el tirón del "Black Friday". La lenta recuperación de los servicios lastra el mercado laboral asturiano con respecto al de otras regionales, pero la construcción y el sector primario también registraron incrementos de parados en noviembre (de 73 y uno, respectivamente), mientras que se produjeron descensos en la industria (-11) y en el colectivo sin empleo anterior (-45).

El paro sube en Asturias y cae el empleo. La media de afiliados a la Seguridad Social en la región se cifró en noviembre en 372.521 personas, 484 menos que el mes anterior, un descenso del 0,13%.

"Siempre que se pierde empleo es un mal dato", admitió el presidente del Principado, Adrián Barbón, que no obstante destacó que los datos de desempleo de noviembre en Asturias "son los mejores registrados en este mes desde el 2008, año previo a la anterior crisis". El Presidente añadió que "lo habitual en estas fechas es que crezca el desempleo y que en diciembre se note una bajada, son ciclos de tendencias".

Ignacio García, director de Apoyo Corporativo de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), coincidió en que los datos "pueden considerarse usuales para un mes de noviembre", pero advirtió de que "nos estamos separando de la senda de mejoría que está experimentando el conjunto de España en los tres últimos meses y esperamos que el mes de diciembre suponga una reversión de esta tendencia".

El responsable de Empleo de CC OO de Asturias, Severino Menéndez, resaltó que "Asturias lleva una marcha menos que el resto del país en la velocidad de creación de empleo y descenso del paro", y la secretaria de Política Sindical de UGT Asturias, Mar Celemín, subrayó la necesidad de impulsar los salarios "ante un escenario inflacionista que empobrece a la clase trabajadora".

En la comparación interanual, en la que pone el foco el Gobierno del Principado, Asturias tiene 3.402 parados menos que en noviembre de 2021 (un descenso del 5,12%) y 3.885 afiliados a la Seguridad Social más (un alza del 1,05%).

Durante el mes de noviembre se realizaron en Asturias 19.204 contratos laborales, un 16,8 % menos que en el mes anterior y un 38,2% menos que en noviembre de 2021. El 83% de los contratos se realizaron en el sector servicios.

El desempleo femenino representa el 57,6% del paro regional, aunque entre los parados menores de 25 años (que suponen el 6,5% del total) son ligeramente mayoritarios los hombres, con casi un 54%. La evolución mensual por edades refleja que en noviembre el paro ha disminuido entre los menores de 25 años (-4,3%), mientras que en el resto de las edades se ha incrementado un 0,9%.

En los concejos más poblados se produjeron resultados dispares. Oviedo y Gijón registraron incrementos del paro (con 124 y 193 desempleados más, respectivamente), y Avilés, Siero, Langreo y Mieres tuvieron descensos (de 37, 11, 15 y 26 parados, respectivamente).

La gerente del Servicio Público de Empleo del Principado (Sepepa), Pilar Varela, vaticinó un descenso del paro para este mes de diciembre por la campaña de contratación de Navidad y por la puesta en marcha de 44 proyectos de talleres de empleo y los planes de empleo de los ayuntamientos, a la vez que puso en valor el aumento del presupuesto de su departamento en las cuentas elaboradas por el Gobierno para 2023.

La portavoz del PP en la Junta General, Teresa Mallada, reprochó al Gobierno del Principado que la comunidad acumule cuatro meses consecutivos de subida del paro mientras el desempleo baja en el conjunto de España y lamentó que el Ejecutivo autonómico "carezca de ambición" en el proyecto presupuestario para afrontar esta coyuntura. Susana Fernández, portavoz de Ciudadanos, afirmó por su parte que "los nuevos datos del paro son el termómetro del fracaso de la izquierda asturiana".

Los contratos fijos discontinuos y a tiempo parcial ya superan a los de jornada completa

La reforma laboral ha provocado un vuelco en las formas de contratación en Asturias. Se han reducido los contratos laborales y han aumentado los indefinidos, pero dentro de esta última categoría ya se firman más contratos fijos discontinuos y a tiempo parcial que contratos a tiempo completo, que hasta la reforma eran mayoritarios. En concreto, en noviembre se rubricaron en el Principado 6.558 contratos indefinidos y de ellos solo 3.027 fueron a tiempo completo. El resto, 3.521, fueron a tiempo parcial (2.211) o fijos discontinuos (1.320), modalidad utilizada para trabajos de temporada que se ha convertido en la fórmula que más crece con los límites a la contratación temporal. Con los fijos discontinuos se ha generado una polémica después de que un informe coordinado por el investigador asturiano Florentino Felgueroso (Fedea) y Rafael Doménech (BBVA Research) señalara que la "anómala" caída del paro registrada en España en octubre se debió en parte a un ajuste en los registros estadísticos de los demandantes fijos discontinuos que están excluidos de la definición de paro. "Hasta que el SEPE no ofrezca una explicación más detallada, no es posible saber si se trata de un ajuste único que corrige de golpe un error en la clasificación de parte de este colectivo o si la distorsión podría prolongarse en los próximos meses", señalaron los investigadores. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, replicó que "desde hace 37 años, los fijos discontinuos se miden igual, no están en búsqueda activa de empleo", y calificó de "trumpismo económico" cuestionar las estadísticas. "Reclamas transparencia y recibes falta de respeto y repuestas incongruentes. Seguiremos reclamando transparencia, que para algo estamos en el siglo XXI", respondió Felgueroso.

Compartir el artículo

stats