Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Grupo defiende que sus duchas cerradas por Salud “cumplen todas las medidas”

La entidad contrata a once empleados para vigilar y limpiar la instalación: “Es un espacio seguro”

Duchas del Grupo Covadonga, aún sin el permiso de reapertura por parte de Salud.

Duchas del Grupo Covadonga, aún sin el permiso de reapertura por parte de Salud.

Hace ahora un mes, la Consejería de Salud decretó el cierre de parte de las duchas del Grupo Covadonga para, según indicó, mantener las condiciones de seguridad contra el covid-19. La entidad deportiva recurrió la medida el día 12 de marzo, apenas 24 horas después de la notificación, y ha vuelto a insistir ahora con un documento más detallado en el que aclara que las instalaciones “cumplen todas las medidas”, con las duchas separadas a, como poco, cuatro metros de distancia, por lo que consideran que es “un espacio seguro”. “Todavía no hemos recibido respuesta”, se lamenta Jesús Martínez, director general del Grupo. El club ha contratado, además, a once operarios con “la labor exclusiva” de vigilar que se cumplen las medidas e higienizar los espacios.

El argumento del club deportivo es que sus duchas, aunque integradas en los vestuarios generales y los del pabellón sur, deben ser consideradas como “individuales” por estar separadas por mamparas que llegan “prácticamente de suelo a techo, impidiendo cualquier contacto entre socios”. Lo que el Grupo propone es, para descartar cualquier problema de aerosoles, abrir solo una de cada cinco duchas. Así, según sus mediciones, la distancia entre dispositivos abiertos es de 4,7 metros. Este matiz no venía incluido en el primer recurso enviado a mediados de marzo, pero sí figura como argumento central del segundo documento de queja.

Por otra parte, ahonda la entidad en su documento enviado a Salud Pública que sobre las duchas hay rejillas de ventilación y que los organizadores han autorizado “la renovación permanente del aire”, conscientes de que eso supone que algunos socios pasen algo de frío. Las duchas afectadas son las de los vestuarios generales y las del vestuario del pabellón sur. Las primeras ocupan 307 metros cuadrados en el área masculina y 265 en la femenina. De la primera, con 53 duchas, solo se pretende abrir 11. Y de las femeninas, con 26 duchas, se quieren abrir 7. En el vestuario, además, un lado de cada bancada está precintado, para garantizar la distancia de seguridad también fuera del espacio de aseo.

En el pabellón sur la situación es similar. Las duchas para varones ocupan 105 metros cuadradas y las de mujeres, 106. Cada área tiene 10 duchas y se pretende abrir tres, dejando cuatro libres y precintadas por cada hueco de uso. El sistema de ventilación es el mismo.

Compartir el artículo

stats