El Grupo Covadonga planteará por escrito al Ayuntamiento la refutación de los profesores de la Universidad Politécnica de Madrid Marta González del Tánago y Diego García de Jalón para que no ejerzan la dirección del proyecto de renaturalización del río Piles que implica eliminar el anillo navegable y tratar de trasladar la práctica del piragüismo a la parte final del estuario, tal y como adelantó LA NUEVA ESPAÑA. La entidad que preside Antonio Corripio reconoce que son “científicos brillantes”, pero que han analizado de “forma sesgada” los datos para darle una “importancia capital” a los que refuerzan su visión, ignorando los “componentes urbanísticos, paisajísticos y deportivos en la recuperación del cauce”. “Eso les inhabilita para ser los responsables del proyecto”, manifiesta el club, que también pedirá que el pliego de condiciones para renaturalizar el río incluya las condiciones técnicas para practicar piragüismo, así como informes sobre la ubicación de los azudes que posibiliten la práctica deportiva.

La refutación de los dos expertos madrileños para ejercer la dirección de la renaturalización del Piles, cuyo proyecto saldrá a la licitación en los próximos días, fue la principal decisión del Grupo tras una reunión mantenida el pasado viernes en la que el club formalizó su estrategia tras conocer que el anillo navegable cerrará de forma permanente. La intención de los dos profesores, que ya dejaron claro que la renaturalización del río es “incompatible” con el anillo, es eliminar la infraestructura y hacer navegable la parte final de estuario cuando haya marea alta. Para ello piden instalar barreras hinchables que suban el nivel del agua.

La entidad que preside Antonio Corripio reconoce, en el acta escrita de la reunión, la trayectoria de los dos expertos y no se opone a que formen parte de la actuación, pero consideran que no son las personas adecuadas para dirigir el proyecto. “Son representantes de una de las tendencias más radicales en la estrategia de restauración de ríos”, asegura el Grupo, que señala que ambos centran sus esfuerzos en “la restauración geomorfológica y biológica de los cauces”, pero que “obvian por completo aspectos urbanísticos, paisajísticos y deportivos”. El club añade, en el acta escrita de la reunión que ambos han otorgado más importancia a los datos que refuerzan su visión y “han despreciado” los que les son contrarios.

Por todo eso, el Grupo pide su refutación. “Del Tánago y García de Jalón han ignorado por completo que el Pleno acordó de forma expresa buscar un proyecto que compatibilizara la renaturalización del río y la práctica deportiva del piragüismo”, dice el club. Además, solicitará por escrito al Ayuntamiento una petición para que el pliego de la renaturalización del Piles incluya un apartado que contenga las condiciones técnicas requeridas para la práctica del piragüismo, “de acuerdo con las directrices de la Real Federación Española de Piragüismo”. Y un informe sobre la localización de los azudes.

En el encuentro del viernes, el Grupo volvió a contar con el apoyo ciudadano, ya que en la reunión participó el comité organizador del Descenso del Sella, la asociación de veteranos del club, familias de piragüistas, así como entidades de esta disciplina deportiva, la propia sección de piragüismo del club y asociaciones de vecinos.