Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puerta abierta al nuevo convenio y a la ejecución de la red de estaciones

La declaración permite al Adif avanzar en el plan básico conjunto para metrotrén y plan de vías

Espacio liberado de las vías en el entorno de Moreda, a la altura de la Comisaría de la Policía Nacional. | Marcos León

Son solo veinte folios, pero también otro paso para desbloquear un proyecto que lleva dos décadas dando vueltas sobre Gijón. La reciente declaración de impacto ambiental sobre la futura estación intermodal que recomienda la ubicación de Moreda sobre la del Museo del Ferrocarril –en sintonía con lo planteado en mayo de 2020 dentro del estudio informativo al que se vincula el estudio de impacto ambiental al que se refiere la actual declaración– no solo supone que se pueda ir ya a la aprobación definitiva del estudio informativo como paso previo a todo el proceso de licitación del proyecto constructivo de esa estación. El proyecto donde tocará afinar las medidas, acciones y partidas económicas de la operación.

Pero que los estudios lleven a Moreda, al igual que la voluntad política de los actuales responsables socialistas de los gobiernos de España, Asturias y Gijón, hace que toda la maquinaria se pueda reactivar obviando ya de manera definitiva la propuesta del Museo.

La reordenación urbanística del espacio y el fin del tridente ferroviario, en el horizonte

decoration

Para empezar el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) tiene la manos libres para ponerse a trabajar en el comprometido proyecto básico global que engarce las piezas del puzzle del metrotrén con las del plan de vías en lo que tiene que ver con la estación, su entorno, la extensión hacia el oeste y la conexión con el túnel. En este proyecto básico debe concretarse la coordinación entre todas las obras y fijarse un marco temporal. En lo que tiene que ver con el metrotrén están en marcha la redacción de los proyectos de la prolongación del túnel hasta Cabueñes –con su correspondiente estación y en coordinación con las obras de ampliación del hospital– y de las estaciones de plaza de Europa, Bibio y Viesques. Especial incidencia tiene la estación de la plaza de Europa por su aspiración a ser la gran estación del metrotrén en el centro urbano. Algunas de esos estudios quedaron un tiempo en suspenso a la espera de concretar la intermodal

Tener claro que Moreda es el sitio también permite avanzar en el diseño del nuevo convenio que vincule a los socios de Gijón al Norte y que debe sustituir al firmado en 2019 con la estación frente al Museo del Ferrocarril. Ahora mismo, y a la espera de esa declaración ambiental, lo que había sobre la mesa era un simple borrador que reducía en 63 millones el coste anterior de la operación fijándolo en 437,5 para un plan de vías con epicentro en Moreda. Ahora puede trabajarse para que sea definitivo.

También hay una aproximación al nuevo diseño de la zona desde el punto de vista urbanístico. El Ayuntamiento ya ha presentado un boceto del que desaparecen las grandes torres y aumentan las zonas verdes. En todo caso la intención municipal es definir la propuesta urbanística de manera paralela al proyecto constructivo de la estación, que es donde se podrá ver el trazo fino de toda la operación.

Más. También se podrá empezar a trabajar en el compromiso de estudiar la forma de eliminar el famoso tridente ferroviario que conforma una barrera en el entorno de Tremañes. Y, por supuesto, en acelerar todos los procesos de búsqueda de financiación para hacer realidad la obra.

Compartir el artículo

stats