Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un informe avala el encaje legal de la reforma en el plan especial

La norma urbanística permite tanto la peatonalización parcial como total y el soterramiento, concluye la Asesoría Jurídica

De izquierda a derecha, Laura Tuero (Podemos-Equo Xixón), Ángeles Fernández-Ahúja (PP), José Carlos Fernández Sarasola (Ciudadanos), Marina Pineda (concejala de Hacienda), Olmo Ron (edil de Obras Públicas) y Aurelio Martín (edil de Movilidad) en el salón de plenos; en la segunda fila de la bancada derecha, Ángel Miguel Jaime, director de la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento. | Juan Plaza

La reforma del Muro tiene cabida dentro del actual plan especial que para la zona se firmó en 2004. Ni hay problemas de encaje legal ni se exige impulsar un nuevo plan especial para la zona. Las dudas que la oposición planteó sobre la legalidad de la peatonalización ya desarrollada en el Muro, y de las reformas posibles en el futuro, llevaron al gobierno que lidera Ana González a pedir informe a los servicios jurídicos municipales.

El informe que firma el director de la Asesoría Jurídica, Ángel Miguel Jaime, avala el encaje de los procesos peatonalizadores en esa normativa urbanística en cuanto, se indica en el texto que ayer se presentó a la oposición en el marco de la segunda sesión de la mesa política que sobre el Muro se ha desarrollado en la Casa Consistorial, “el plan especial establece como objetivo la colonización del paseo del Muro por parte del peatón”. Aún más, se recuerda que en la memoria del plan se establecía que “partimos de alcanzar un ideal como es la total supresión del tráfico en la avenida de Rufo García Rendueles, en la que solo sería necesario mantener un vial de servicio”.

El informe deja constancia de las tres propuestas que se formulan en el plan especial: esa peatonalización total con vial de servicio, una serie escalonada de decisiones que llevan a una peatonalización parcial de la zona (con un carril en ambas direcciones  y la peatonalización del martillo de Capua) y el soterramiento del tráfico con la construcción de un túnel y un aparcamiento subterráneo. Toda esas opciones, dice el jurista, siguen vigentes. Por tanto, la reforma que el gobierno tiene en mente no desentona de lo previsto en esa norma.

El acuerdo plenario

Jaime no solo analiza en su informe el texto del plan especial. También el del acuerdo plenario que lo avaló para ver las intenciones de la Corporación al aprobarlo. Y es en ese documento donde se puede leer, y así lo destaca el actual informe, “nosotros consideramos que hoy por hoy el plantear que sea peatonal al 100% todo el paseo del Muro nos parece absolutamente inadecuado. Que en el futuro otras corporaciones puedan cambiar de opinión... pues dejamos preparado el documento como base legal para que cuando se considere que es el momento oportuno se pueda peatonalizar al cien por cien el paseo del Muro”.

En las conclusiones del informe del responsable de la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento especifica la vinculación que el plan especial hace de los procesos de peatonalización, tanto total como parcial, “a la posibilidad de reconducir el tráfico por otras zonas de la ciudad y prescindir del tráfico en el Muro, siendo necesario un informe detallado del tráfico que la zona que avale la decisión a adoptar”.

Compartir el artículo

stats