Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP plantea una “modificación exprés” del Plan especial del Muro con doble carril

Pablo González urge a la Alcaldesa a pactar con los grupos municipales “un plan de mínimos” que contemple el soterramiento de tráfico y parking

Participantes en la bicicletada a su salida camino del «cascayu». | Juan Plaza

El presidente del PP de Gijón, Pablo González, urgió ayer al gobierno local a que convoque a los grupos políticos municipales para aprobar una “modificación exprés” del Plan Especial del Muro, consensuando unos contenidos mínimos entre los que se incluya el mantenimiento del doble sentido de circulación para el tráfico rodado en la principal fachada marítima gijonesa.

Inicialmente el gobierno local apoyándose en un informe del jefe de la Asesoría Jurídica municipal, apostaba por impulsar una reforma del Paseo del Muro con la máxima peatonalización posible, dejando sólo un vial de servicio, sin actualizar el Plan Especial elaborado en 2004. Ahora, tras la sentencia que declaró nulo el “cascayu”, las dudas del PSOE sobre la seguridad jurídica de acometer la obra sin cambiar el plan y tras la advertencia de la Secretaria Municipal de que el mismo está desfasado, el gobierno local está planteándose encargar un nuevo Plan Especial, cuya tramitación se prolongará durante al menos un año.

El líder del PP de Gijón señaló ayer que desde su formación “proponemos la modificación exprés del Plan Especial del Muro, con el mayor apoyo posible de los grupos políticos. Animamos a la Alcaldesa a convocar cuanto primero a todos los grupos con ese espíritu”, dijo apelando a Ana González.

La solución, en opinión de Pablo González pasa porque el nuevo plan especial sea “un plan de mínimos”, sin tanto detalle como el actualmente en vigor, que “limita hasta casi el detalle las acciones de cualquier gobierno municipal futuro”.

Entre esos mínimos del nuevo plan especial, Pablo González considera que deben figurar “el doble sentido del tráfico en superficie o soterrado, posibilidad de aparcamiento subterráneo, plataforma única y distintas zonas peatonales como paseo marítimo, paseo deportivo y zonas hosteleras”. Agrega que “las restricciones ideológicas del presente” no deben condicionar el futuro del Paseo.

Bicicletada hasta el “cascayu” para reivindicar al peatón

Una treintena de manifestantes marcharon desde el “solarón” y hasta el “cascayu”, sorteando las grúas que estaban ayer aparcadas en el tramo peatonal en la recta final de las obras para su reapertura al tráfico, en una nueva protesta pacífica impulsada por los integrantes de la plataforma “Un Muro para las personas”. Los asistentes comieron en el propio paseo tras dar un breve itinerario por la zona centro. “Queremos que se vea que hay quienes pensamos que la dictadura del coche ha durado demasiado”, señaló Mauro Castro, uno de los participantes.

Compartir el artículo

stats