Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las máquinas entran al Hospital de Cabueñes, que inicia su gran ampliación

Las obras comienzan con los primeros movimientos de tierra para preparar la finca

Maquinaria en la finca anexa a Cabueñes, esta mañana, con los primeros movimientos de tierra.

A las ocho de esta mañana comenzó la ansiada ampliación del Hospital de Cabueñes en una finca anexa al complejo. Las obras, que han comenzado con las primeras labores de movimiento de tierra para adecuar la finca, se centrarán en estas primeras maniobras básicas durante varios días para dar paso después a las primeras labores de excavación para levantar un gran edificio que tendrá dos plantas soterradas. El macroproyecto, adjudicado a la UTE formada por FCC y Los Álamos y valorada en 79 millones de euros, terminará esta primera fase en enero de 2025. Por ahora, las molestias para el personal son mínimas, ya que las palas que retiran la tierra no están causando un problema relevante de ruidos. Los obreros tienen a su disposición varias de las aulas modulares que el hospital instaló en pandemia para suplir la falta de espacio y dar cobertura a su personal administrativo, trasladado ahora a uno de los sótanos del complejo.

El terreno destinado a esta primera fase de ampliación se había limpiado ya de maleza en estas últimas semanas para no entorpecer el inicio de obra, adjudicada hace ahora un mes. Según informa el personal, también se ha talado algún pequeño árbol que estorbaba, pero en general la finca estaba ya en buenas condiciones y mayormente despejada, aunque aún hoy luce varios árboles que previsiblemente tendrán que ser retirados.

El único cambio relevante para el personal hasta ahora ha sido la pérdida de plazas de aparcamiento, aunque apenas rondan la decena. Esta pérdida se debe a la instalación de estas aulas modulares junto al área de Rehabilitación, pegada la finca destinada a la ampliación, y a que la propia finca tiene reservados ahora sus accesos para el personal de obra, eliminando algunos huecos que a veces utilizaban los sanitarios para dejar su vehículo.

El nuevo edificio ocupará 8.200 metros cuadrados en planta y tendrá 51.232 en superficie construida. El nuevo reunirá gran parte de la actividad central del futuro Hospital de Cabueñes. La planta baja acogerá el área de Urgencias, que gana espacio, y se liberarán dos plantas como área de instalaciones técnicas, imprescindibles para acoger todo el nuevo aparataje que necesitará el centro. La tercera planta albergará 19 quirófanos y varios puestos de reanimación y la sexta planta tendrá la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), que vendrá ya dividida en dos zonas para facilitar el aislamiento de pacientes infecciosos. La UCI tendrá 22 camas en total. Este nuevo edificio acogerá también las áreas de farmacia, esterilización, diálisis y el hospital de día oncohematológico.

Compartir el artículo

stats