Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El convenio para el hospital de Quirón se ratifica al desestimarse todas las alegaciones

Los servicios municipales rechazan irregularidades técnicas y niegan el ataque a la sanidad pública al destinarse el suelo permutado a ampliar Cabueñes

Entorno de Nuevo Gijón donde se plantea la construcción del hospital de la firma Quirón. | Pablo Solares

Ni se ataca a la sanidad pública en favor de la privada. Ni se vulnera la normativa urbanística. Ni hay incorrecciones en el método de valoración de las fincas. Ni hay irregularidades en el procedimiento seguido por el Ayuntamiento. Esas son las conclusiones de los servicios técnicos municipales que avalan la desestimación de todas las alegaciones presentadas contra el convenio urbanístico entre el Ayuntamiento de Gijón y la firma IDCQ Inmuebles Hospitalarios Gijón (Hospital Quirón). Un convenio, al que el Pleno dio el visto bueno inicial el pasado agosto, que supone que Quirón le de al Ayuntamiento unas fincas que tiene en el entorno del hospital de Cabueñes para que puedan pasar a incorporase al proceso de ampliación del centro público y el Ayuntamiento le de a Quirón dos fincas municipales en Nuevo Gijón donde construirá el hospital.

El informe de desestimación de las alegaciones con la consiguiente ratificación del convenio se verá en la comisión de Urbanismo de la semana que viene como paso previo a su votación final en el Pleno. Aunque este primer paso del proceso queda desbloqueado aún quedará mucho por hacer tras la firma del convenio. La operación de Nuevo Gijón necesita de una modificación puntual del Plan General de Ordenación y un plan especial. La oficialización de la permuta tendrá lugar tras la aprobación definitiva de esos instrumentos de planeamiento.

Aunque marcado por la polémica esta operación tiene un apoyo mayoritaria en la actual Corporación. La votación de agosto salió adelante con los votos de PSOE, Ciudadanos, Foro, PP, Vox y el concejal no adscrito, la abstención de IU y el no de Podemos-Equo. Precisamente Podemos, y muchas personas vinculadas a esa organización, firman buena parte de las alegaciones. También alegaron la Asociación Asturiana de Fomento de Economía Social, la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública, la CSI y varios colectivos vecinales.

En el proceso de información pública se registraron 77 anotaciones de entrada de 38 personas físicas y jurídicas distintas. Muchas de ellas siguiendo el mismo modelo. El hecho de que una misma persona hubiera presentado hasta siete alegaciones o que en un mismo escrito se incorporaran varias ha complicado y alargado el proceso. Finalmente los técnicos de Urbanismo las han respondido en base a ocho bloques temáticos distintos.

Uno de los argumentos más repetidos por los alegantes tiene que ver con el deterioro que para la sanidad pública supone facilitar la instalación de un hospital privado. Un argumento que se rechaza desde el Ayuntamiento indicando que el objetivo de la permuta es "adquirir con el menor coste para las arcas municipales" parcelas que van a reforzar un equipamiento que mejorará las prestaciones de los servicios sanitarios públicos en Gijón". El argumento se avala con el propio acuerdo plenario y con un informe de la Secretaría General.

El servicio técnico de Urbanismo también desestima los argumentos de la imposibilidad de permutar dotaciones públicas sin aprovechamiento y de que la valoración no sea conforme a normativa. En este caso porque la ley del Suelo no es de aplicación para permutas de parcelas municipales con lo que el sistema de valoración seguido es el correcto y porque al ser todas las fincas suelo urbano consolidado resultan comparables. En el convenio se valoran en algo más de 1,7 millones las parcelas de Cabueñes y en 2,1 las de Nuevo Gijón, así que al Ayuntamiento se le tiene que dar 443.989 euros además del suelo.

En cuanto a otras críticas de los alegantes –como la irregularidad que supone que las fincas que permuta Quirón no sean todavía totalmente de su propiedad o que no se considere idóneo un parque biosaludable como opción de equipamiento en la operación de Nuevo Gijón– los técnicos municipales recuerdan que esos elementos deben, respectivamente, mirarse en el momento de la permuta y dentro de la fase de información pública del plan especial.

Compartir el artículo

stats